Argentina corre el peligro de ser la última víctima de la diplomacia de trampa de la deuda de China

Si bien existe una creciente inquietud entre las naciones africanas y otros países en desarrollo por los préstamos chinos, de las economías más grandes de América Latina, Argentina también corre el riesgo de caer en la trampa de la deuda de China.

La inversión china es completamente diferente de las inversiones europeas y estadounidenses. China era conocida por sus políticas económicas sesgadas y su diplomacia de trampa de deuda. Aunque los países en desarrollo han recibido préstamos masivos en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI); Se ha examinado su situación en el uso de recursos estatales como garantía.

En caso de impago, China está apuntando a los recursos naturales y las estadísticas muestran que entre el 29 y el 32 por ciento de los préstamos chinos a los países en desarrollo desde 2000 han sido garantizados por recursos naturales.

Los prestatarios se ven obligados a reembolsar préstamos en petróleo, minerales o productos agrícolas, y con los precios de los productos básicos cayendo a niveles récord debido a la pandemia de Covid-19, es probable que los prestatarios tengan dificultades para producir lo suficiente para pagar los préstamos.

Lee mas

Djibouti, Tonga, Maldivas, República del Congo, Kirguistán, Camboya, Níger, Laos, Zambia, Samoa, Vanuatu y Mongolia son ejemplos de países en apuros debido a la deuda de China.

El modus operandi de China era el mismo que en Sri Lanka, cuando Colombo necesitaba ceder el puerto de Hambantota a China en un contrato de arrendamiento de 99 años debido a la falta de pago de los préstamos chinos.

Argentina puede convertirse en el país más grande en unirse a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China en América Latina. En los últimos años, China ha mostrado un gran interés en América Latina, y la propuesta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta llega cuando Argentina ya está fuertemente endeudada con Estados Unidos.

Al unirse a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, Argentina puede abrir financiamiento chino para inversiones significativas en infraestructura, transporte, energía fósil y renovable, minería, producción, agricultura, innovación y el sector de tecnología de la información, lo que le permitirá conectar y reparar mejor la infraestructura. brechas e integran países, por ejemplo, Chile, que aprecia fuertes corredores de negocios que lo conecten con sectores empresariales extranjeros, reduciendo así los costos de coordinación y elevando el nivel de competitividad.

China promete ayudar a Argentina a lograr su esfuerzo de desarrollo, el país generó esperanzas de reestructurar su economía en deterioro, pero esto puede tener un precio, Argentina corre el riesgo de romper sus relaciones con Estados Unidos.

Estados Unidos y China están interesados ​​en controlar la economía global. Por ejemplo, el presidente estadounidense Joe Biden prometió reparar las relaciones con el mundo durante su toma de posesión, lo que significa que habrá una lucha por el dominio.

Sin embargo, China ha sido acusada de utilizar todos los medios injustos para expandir su influencia económica a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, vista como un complot para ingresar y colonizar económicamente a los países en desarrollo.

La iniciativa comenzó formalmente en 2013 e inicialmente intentó revivir la antigua Ruta de la Seda y las rutas comerciales marítimas, pero desde entonces ha ampliado su objetivo de mejorar el compromiso político y financiero con los estados que la apoyan.

Argentina en la última década fue testigo de muchas contradicciones ideológicas de diferentes regímenes.

READ  Copa América: Messi espera con ansias el "mayor sueño" de la Copa América con Argentina

Si bien las relaciones bilaterales con China se intensificaron durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner entre 2007 y 2015, Mauricio Macri cuestionó varios proyectos chinos pioneros cuando asumió el cargo en 2015, pero eso también cambió cuando Alberto Fernández asumió el cargo en diciembre de 2019.

El gobierno de Fernández se inclina hacia China y se espera que renueve la relación y revitalice las represas en disputa que China movió en el condado de Santa Cruz y las plantas de energía nuclear.

El único obstáculo que enfrentan es que China no quiere lidiar con un país endeudado, sin embargo, el director ejecutivo del Centro Latinoamericano de Estudios Políticos y Económicos, Diego Mazucón, dice que Argentina no está en default y puede terminar con éxito las negociaciones. Deuda externa.

Riesgos BRI

La Iniciativa de la Franja y la Ruta comenzó como una importante iniciativa de infraestructura que, a través de la construcción de calles, ferrocarriles y circuitos oceánicos, haría más simple y menos costoso el movimiento de bienes y servicios entre diferentes países, y así impulsaría el comercio global, pero existen la preocupación de que China los esté utilizando para dominar a los países en desarrollo, lo que puede tener repercusiones políticas, monetarias y geopolíticas negativas.

Y ahora Argentina corre el riesgo de caer presa del engaño de China con el pretexto de “ayudar a la nación a desarrollarse”, y no habrá forma de que Argentina salga de las arenas movedizas una vez que entre en ella.

Aunque las intenciones de China se están haciendo evidentes para el mundo poco a poco, todavía se sabe que los países que necesitan asistencia financiera intentarán buscarla de cualquier manera que puedan.

READ  El Ministerio de Salud emite una advertencia de virus Corona para viajar a Rusia, Seychelles y Argentina

Ante esto, China intervendría como el Buen Samaritano, pero podría convertirse en un caballo de Troya, liderando sus intereses y sueños de dominación global.

Carlos es analista de asuntos internacionales / geopolítica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *