Argentina necesitará el apoyo de Joe Biden en negociaciones de deuda con el Fondo Monetario Internacional

Con la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, la mayoría del mundo parece aliviada, incluso con gran entusiasmo por la posibilidad de un sentimiento natural en Estados Unidos. Esta parece ser la situación del gobierno de Alberto Fernández en Argentina, quien escribió una sentida carta al presidente Joe Biden felicitándolo por su victoria electoral y agregando: “En cuerpo y alma, sé que realmente lo sabes. Realidades de América Latina. “A pesar de las habituales contradicciones internas dentro de la alianza gobernante Frende de Dodos, parece más común entre Alberto y Biden que Trump, quien parece estar más asociado con Mauricio Macri, pero las expectativas pueden ser erróneas, ya que Argentina puede seguir siendo un factor clave. jugador en la agenda de los Estados Unidos.

No todos en la administración actual están contentos con las imágenes de televisión de Biden y Kamala Harris asumiendo el cargo. Más que el presidente, el canciller Felipe Sole fue uno de los primeros funcionarios argentinos -responsables de formular la política exterior- en acudir a las redes sociales para felicitar a Biden. Desde la cuenta oficial del ministerio, tuitearon: “Felicitamos al pueblo de Estados Unidos, al presidente Joseph Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris. Argentina quiere fortalecer las relaciones y hacer que se respete el multilateralismo, creyendo que como en la etapa anterior no hay apuesta por la unidad de nuestros países. “

Según Roman Leztmann, todos en Argentina se sorprendieron, incluido el presidente. Es extraño ver el tuit de agresión pasiva del Ministro de Relaciones Exteriores cuando toda la administración vio el beneficio de la visita de Biden. Los persistentes errores de Chloe, intencionales o no, le parecen estar en los atajos de Fernandes, desde las persistentes contradicciones en la posición de Argentina en Venezuela, hasta los comentarios que recordaba sobre la primera conversación telefónica de Alberto y Biden. Fue uno de los pocos miembros del gabinete que respondió directamente a Christina Fernández de Kirchner, señalando que algunos de ellos “no trabajaban” y “tenían que buscar trabajo”. Ofreció: “No estaría mal encontrar otro trabajo. No tengo tiempo. “

Por un lado, hay grandes expectativas de una relación con el “nuevo” Estados Unidos, que se parece más al viejo Estados Unidos de lo que Trump diseñó durante su único mandato. La carta de Alberto Fernández esboza aspectos clave de la agenda bilateral: el Frente Unido contra la epidemia mundial del coronavirus, el fortalecimiento de los valores socialdemócratas, la crisis ambiental, la desigualdad de ingresos, el crimen organizado y los derechos humanos. Alberto también destaca la importancia de que Estados Unidos regrese a las “dimensiones multidimensionales globales”, incluido el Acuerdo de París y la Organización Mundial de la Salud, de los cuales Trump se retiró. El Presidente firmó con tinta su carta, en la que se cerró el habitual cumplido ”.Fiel”(“ Honestamente ”) se utilizó como una paradoja particular del libro de Christina Fernandez de Kirschner al escribir a opositores políticos como Jair Bolzano de Brasil. En este punto, Alberto pudo haber pensado que sería políticamente consistente con la ideología de Biden. Polémico.

El tema más importante de la agenda bilateral en este momento es el Fondo Monetario Internacional. Curiosamente, fue Donald Trump quien presionó al comité para que aprobara el mayor préstamo del fondo a Argentina, revela su candidato en el Banco de Desarrollo liderado por Estados Unidos, Mauricio Clover-Caron. Con el 16,5 por ciento de los votos en la junta de gobernadores, Estados Unidos tiene poder de veto sobre decisiones clave, como la deuda de los europeos con la administración de Macri. En el Tesoro con la ex presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, queda por ver si el ministro de Economía, Martin Guzmán, logrará reestructurar con éxito los $ 44 mil millones recibidos en 2018 como parte del acuerdo de espera de emergencia utilizado por Alberto y Christina Claim. Financia la campaña electoral perdida de Macri. Sergio Sodos, representante de South Koon del directorio del Fondo Monetario Internacional, dijo que el país espera un nuevo plan de siete a diez años, que incluye nuevos fondos. Señaló que se debe llegar a un acuerdo antes de mayo.

Fuentes en Gaza Rosada creen que este es un “nuevo” Fondo Monetario Internacional que no impondrá drásticas medidas de austeridad, que destruirán cualquier recuperación en el costo de pago de los deudores, incluida la financiación. Todo de Guzmán Propósito Revisar la deuda de larga data de los países pobres les da un período de tiempo para “recuperarse”, como le gustaría decir a Fernández. Pero el joven funcionario comprende la necesidad de controlar los déficits masivos y la expansión monetaria descontrolada, así como reducir los subsidios y racionalizar los costos de los servicios públicos. Parece estar chocando o aceptando las órdenes estadísticas del think tank kirchnerista Instituto Patria, lo que dificulta mucho la reconstrucción. La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, está instando a los países a “gastar todo lo que puedan” y que tiene una buena relación tanto con el ministro como con el presidente, pero queda por ver si estará dispuesta a hacerlo. aceptar un plan económico. Manténgase más involucrado en ganar elecciones parciales que en corregir grandes desequilibrios económicos.

De acuerdo a PerfilEl autor mundial Leandro Tario, Las tres principales prioridades de Biden para América Latina La lucha contra el cambio climático incluye la crisis sociopolítica en Venezuela bajo Nicolás Maduro y la creciente influencia de China. Mientras Alberto busca integrarse en la agenda ecológica, el verdadero problema en nuestra región es Brasil y su conservación – o falta de ella – de la selva amazónica. Bolsonaro, que buscaba “relaciones físicas” con Estados Unidos bajo Trump, tendrá que cambiar de estrategia si quiere mantener buenas relaciones con las potencias mundiales. En cuanto a Venezuela, el secretario de Relaciones Exteriores de Biden, Anthony Blinken, ya calificó a Maduro de “dictador brutal”, como se hizo eco del nuevo presidente durante la campaña. Esa posición choca con el compromiso de Argentina con México y Uruguay, que reconoce al gobierno de Maduro e insta a Venezuela a resolver sus problemas a nivel nacional. Finalmente, China: Alberto y el primer ministro Xi Jinping intercambiaron cartas este año, y Beijing ya se está convirtiendo en el mayor socio comercial de Argentina. Es difícil vernos retrocediendo sobre China en este momento.

Trump, con sus lazos personales y su inusual estilo diplomático, parece haber ayudado a derrocar a Mauricio, que se considera por el bien del país. Durante los años de Obama, Christina trató desesperadamente de tomarse una foto con él durante la cumbre internacional, pero no estaba en la agenda argentina, salvo el brutal enfrentamiento entre el “águila” Paul Singer en la sala de audiencias del juez Thomas Grecia en Nueva York. York. Biden tiene mucho en su plato, una economía que está perdiendo su ventaja en la guerra geopolítica con China, más allá del control del Gobierno-19, con la nación rota. Estamos tan abajo en la lista de prioridades, lo hemos estado por un tiempo.

Un actor puede inclinar la balanza: el Papa Francisco. Biden es el segundo presidente católico de Estados Unidos, antes de John F. Kennedy. Kennedy. ¿Cuánto echará en nuestro camino el líder peronista de la Santa Sede a Pitan? Sólo Dios sabe.

Esta Trozo Publicado originalmente Buenos Aires Times, El único periódico argentino en idioma inglés.

READ  Sismo de 4.4 grados sacude San Antonio de los Corpus, Los Andes, Salta, Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *