Buenos Aires Times | Alberto y Cristina se encuentran para trazar el rumbo económico de la campaña

Hace unos días, tuvo lugar una de las reuniones políticas importantes (y judiciales) de la campaña electoral, no para determinar los candidatos para las próximas primarias de las PASO, sino para determinar el camino más amplio del gobierno en las elecciones de mitad de período. El Frente Todos tiene la intención de ganar: a medida que avanza la vacunación, ahora se debe abordar la economía, el tema dominante de la reunión secreta.

Durante varias horas a principios de julio, Alberto Fernández en su residencia presidencial en Olivos recibió no solo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sino también al primer ministro Santiago Cafiero, al ministro de Economía Martín Guzmán y al gobernador provincial de Buenos Aires Axel Kiselov.

En presencia de Guzmán, el ministro a cargo de la cartera, la discusión se centró en la trayectoria económica de la campaña electoral. El vicepresidente exigió que no continúe la austeridad en el primer trimestre de este año. Este tema, así como las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, son las principales diferencias entre el bando de Guzmán y el kirchnerismo.

Fernández de Kirchner ha manifestado reiteradamente que el Frente Todos ganó las elecciones de 2019 para atender las demandas sociales en las que se ha intensificado la epidemia, y allí ha concentrado su influencia, como lo demostraron el año pasado los cambios al proyecto de ley de modernización de las pensiones.

El último movimiento del ex presidente se tomó al mismo tiempo que el presidente de la Cámara de Representantes, Sergio Massa: violar las pautas salariales con respecto a un pronóstico de inflación presupuestaria del 29 por ciento al otorgar al personal del Congreso un aumento del 40 por ciento, mejorando así todas las demás negociaciones.

READ  Industria de jeringas de seguridad en todo el mundo hasta 2025: los jugadores incluyen a Becton Dickinson, Braun y Nipro, entre otros - ResearchAndMarkets.com

En el que fue el primer encuentro entre Guzmán y Veep desde una lucha de brazos que ganó el kirchnerismo sobre el actual subsecretario de Electricidad, Federico Basualdo, se evaluaron varios planes sobre cómo inyectar dinero en la calle. La implicación de Kiselov fue gracias a su rol como gobernador del principal distrito de la provincia de Buenos Aires, pero también es uno de los líderes que más escucha Fernández de Kirchner en materia de economía. El líder del condado está en buenos términos con Guzmán, se conocen desde 2014 y hablan todos los días.

hasta Perfil personal Para reconstruir, el encuentro se centró en la asistencia a las clases bajas, pero también se asistirá a la clase media con un conjunto de medidas para impulsar el consumo, dirigidas a los sectores más afectados por la pandemia, como restaurantes, hoteles, textiles y calzado.

Uno de los planes que se anunciará es la implementación del “plan Ahora 24”, una vez que el plan Ahora 12 existente para financiar compras con tarjeta de crédito con tres, seis, 12 o 18 cuotas mensuales fijas expire a fines de este mes.

La reunión tuvo lugar un día antes de que Guzmán se dirigiera a Europa para continuar las negociaciones de deuda de Argentina con el Fondo Monetario Internacional al margen de la cumbre del G20 en Venecia. El ministro quiere hacer un trato mientras el kirchnerismo (cuya posición fue expresada por el titular del grupo partidario de la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner) exige que cualquier acuerdo se extienda más allá de los diez años legales.

READ  Buenos Aires Times | Lo que aprendimos esta semana: del 6 al 13 de febrero

Mientras tanto, el gobierno paralelo presentó el “Panel del lunes”, según reveló. Perfil personal, continúa discutiendo posibles formaciones electorales para la provincia de Buenos Aires, y se reúne nuevamente en la residencia oficial de Kicillof para evaluar el perfil deseado de los candidatos. Massa, Máximo Kirchner, el ministro de Obras Públicas Gabriel Cattopudis y el alcalde saliente Lomas de Zamora Martín Insuralde, entre otros, analizan el perfil, rol y cifras del candidato de la Ciudad de Buenos Aires.

Explicaron: “Leandro Santoro está jugando un papel duro y confrontativo aunque luce moderado, hay que ver si necesitamos traer más a Alberto y Kirchneria por el territorio.

El debate está lejos de terminar, pero lo cierto es que los candidatos no son redundantes. Con el presidente resistiéndose a los llamados para enviar a los padrones a cualquier funcionario de la oficina, la Kirchneria no tiene suficientes insumos electorales para lograr la victoria más allá de demostrar la completa unidad del Frente Tudos. El comité está evaluando las distintas alternativas, sabiendo muy bien que los jefes de las listas serán determinados en unos días por otra nueva reunión entre Alberto y Cristina – esta reunión será sin testigos.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *