Buenos Aires Times | Argentina desafía al Fondo Monetario Internacional por el nuevo acuerdo, explicando las diferencias

Argentina presentó el miércoles un claro desafío al Fondo Monetario Internacional, destacando sus esperanzas de un nuevo plan de financiamiento y expresando confianza en que los objetivos del prestamista multilateral amenazarán la recuperación económica del país.

En un evento al que asistieron funcionarios del gabinete, gobernadores provinciales y líderes empresariales, no particularmente de la oposición, el presidente Alberto Fernández llamó a la comunidad internacional a apoyar los esfuerzos de su gobierno para alcanzar un nuevo acuerdo de financiamiento con el fondo.

Argentina está buscando un nuevo programa de asistencia financiera extendida con el FMI en 2018 para reestructurar su deuda actual de US $ 44 mil millones como parte del historial de un prestamista de estar de acuerdo con el gobierno del ex presidente Mauricio Macri. en la oficina.

Al dirigirse a una reunión en el museo del bicentenario junto a la sede del gobierno, Gaza Rosada, Fernández y su ministro de Finanzas, Martín Guzmán, expresaron su esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo. Sin embargo, reconocieron que el gobierno aún no había resuelto sus diferencias con el FMI sobre el tamaño del déficit fiscal de Argentina en los próximos años.

“Soy optimista porque vamos a lograr una reestructuración cómoda para Argentina”, dijo Fernández.

Continuó apelando a los países que firmaron el acuerdo pendiente para 2018 y a los países que se resisten a acceder a las demandas del gobierno, “por la responsabilidad de los prestamistas cuando eso no sea posible”.

El presidente también regresó al punto de discusión anterior, reiterando su exigencia al FMI de que exima a Argentina del pago de tarifas adicionales (debido al alto monto de la deuda) y que brinde plazos de pago más largos. Hizo un llamado al fondo para que reconozca los derechos especiales de giro, los créditos del FMI y las negociaciones adicionales que Argentina quiere utilizar para pagar los próximos vencimientos del préstamo contingente.

READ  Buenos Aires Times | Embajador de Argentina en Chile provoca 'odio exterior' elenco en Santiago

“Hemos recibido el G20 para aprobar estas propuestas y proponerlas al FMI. Si se fijan los aranceles, la deuda de Argentina se reducirá mucho. Dijo y se dirigió a los gobernadores provinciales que asistieron.

Al describir la deuda externa pendiente de Argentina como “extremadamente grave”, Fernández advirtió que no se resolvería de la noche a la mañana. [the country] El préstamo existente tiene que ser reembolsado con intereses en 10 años, durante el mismo período tenemos que afrontar el préstamo reestructurado con los prestatarios privados.

El líder peronista pidió que la crisis de la deuda sea vista como una “secuencia” y no como un “punto de llegada definitivo” con el FMI.

Añadió: “El problema de la deuda es muy grave para la economía argentina y va a violar mi mandato. [the next] 10 años.

El reloj está corriendo

Argentina tendrá que firmar un nuevo acuerdo pronto y reembolsar más de $ 19 mil millones este año y el próximo.

“Estamos buscando redefinir el perfil de pago”, dijo Guzmán, y agregó que ambas partes acordaron que Argentina debería fortalecer sus reservas internacionales de $ 3 mil millones a $ 4 mil millones cada año.

Las reservas internacionales totales ascienden actualmente a 39.500 millones de dólares, pero los analistas estiman que las reservas líquidas son inferiores a 4.000 millones de dólares, lo que hace imposible reembolsar este año a 2.900 millones de dólares en marzo.

Según Guzmán, la principal diferencia con el FMI es cómo reducir el déficit fiscal.

“Es moral resolver los problemas financieros sobre la base de la recuperación económica. Lo que pide el FMI es diferente a lo que estamos proponiendo aquí”, dijo, destacando que no se debe reducir el gasto público.

READ  Argentina aún se opone a medida para flexibilizar Mercosur - Mercopress

“Este es el punto donde no hay acuerdo”, reveló. “La diferencia entre lo que propone el FMI y lo que propone el gobierno argentino es que distingue el plan de austeridad de los costos reales, lo que ciertamente va en contra del plan que frenará la recuperación y dará un impulso a la economía”.

Al condenar al gobierno de Macri, el ministro dijo: “Solo se puede devolver si hay un choque en la fe. Sabemos que no ha pasado nada”.

“No existe tal cosa como un buen trato, ser es un trato relativamente bueno”, agregó.

Para calentar el tema, Fernández dijo: “Para nosotros, la palabra” ajustar ” [“adjustment,” better translated as “austerity” in this context] Queda excluido de la discusión. Tenemos que crecer por nosotros mismos. No por la baja inversión, sino como resultado del crecimiento, se redujo el déficit primario.

La economía de Argentina creció alrededor de un 10 por ciento el año pasado después de registrar una disminución del 9,9 por ciento en 2020 como resultado de la infección por el virus de la corona. Pero el país todavía está luchando con una inflación del 50 por ciento y la pobreza en un 40 por ciento anual.

El FMI ha dicho que cualquier nuevo acuerdo debería tener un apoyo “amplio” de todos los partidos, pero el principal partido de oposición de Argentina, Juntos por el Cambio, no estuvo representado oficialmente en el evento del miércoles.

Los tres gobernadores que se sumaron a la oposición, Gerardo Morales (Jujoy), Gustavo Valdés (Coriandes) y Rodolfo Suárez (Mendoza), enviaron delegados exponiendo sus diferencias con la cúpula opositora.

READ  Sudáfrica y Argentina aterrizan en Brisbane para el resto del campeonato de rugby

El alcalde de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta fue uno de los que no asistió, aunque fue el único líder regional que no envió representante. Calificó la reunión de “política” y dijo que las conversaciones sobre un nuevo acuerdo con el FMI deberían tener lugar en el Congreso.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kisiloff, criticó el fracaso.

“Hoy, después de tirar la piedra, esconden la mano. Y me temo que planean no estar de acuerdo con ningún tipo de acuerdo”, acusó. “Algunas de las personas a cargo no están en esta mesa. Estamos tratando de resolver los problemas que han creado”.

– TIEMPOS / AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *