Buenos Aires Times | El cine regresa ayudando al movimiento argentino de vacunas

En la pantalla, Charles Chaplin se pone los guantes de boxeo y entra al ring. El público, en su mayoría de 80 y 90 años, se ha reído del clásico The Champion desde 1915. El público, para su deleite, está esperando a ver si hay alguna reacción adversa después de la vacuna contra el Govt-19.

El Centro Cultural Cine Lumiere de Rosario, una ciudad de un millón de habitantes, se ha transformado en un centro de vacunación para el deleite de las personas recién vacunadas.

“Aquí estáis todos asustados, sabéis que es mejor que no os traten bien con tanta atención, y hasta las fotos os lo mostrarán”, dice la sonriente Christina, que se sienta a esperar 15 minutos después de recibir la vacuna.

Al recibir una de las 400 dosis de Spotnik V que se vacunan diariamente en el Centro Cultural, la gente da vueltas y vueltas a lo largo del día, mientras se proyectan constantemente varias películas mudas protagonizadas por “Charlie”.

A medida que la gente entra y sale, el personal viene constantemente a desinfectar los espacios del cine, que se remonta a la década de 1960, cuando el Ayuntamiento de Rosario fue tomado hace dos décadas y convertido en un centro cultural.

“Llegamos a este cine cuando éramos niños. La vacunación es necesaria y un paso importante para los ancianos. Años después, seguimos mirando. [Chaplin] Ella lo encontró gracioso ”, dice entre risas Marcelo, que viene con su tía Beatrice, que muele todo lo que dice su yerno.

El subsecretario de Cultura de Rosario, Federico Valentini, se muestra emocionado de que la iniciativa permita que “la buena noticia llegue a la gente”. “Nos enfrentamos a un dolor que se ha transformado felizmente. Los familiares que vienen con ellos se sorprenden de hacer esto en un cine”.

READ  Suscripciones de última hora para conseguir premios durante todo el año - Tech Crunch

Aunque la gente sólo se queda de 15 a 20 minutos y no tiene tiempo para ver una película completa, Valentini estima que la selección de películas clásicas de Chaplin es “un gran éxito”.

“Todos llevamos una foto del capellán en la cabeza, y cualquier pieza recuerda algo que hemos visto con seguridad. Es posible renovar el encuentro con algo desde una edad temprana”, dice el funcionario.

Patricia está aquí con su madre Esther, esperando a ver si todo está bien después de la vacunación.

“Es muy bueno, muy cómodo [Esther] Me estaba diciendo: ‘¡He estado lejos de un cine durante tanto tiempo, estaba tan feliz!’ Todo es muy rápido y conveniente ”, dice Patricia.

Para estas mujeres, el aislamiento fue difícil.

“Pasamos un momento difícil, el miedo y cada uno de nosotros estaba solo en nuestra casa. Era tan triste, tan solo. Pero me calma, me siento feliz”, dice.

Más de un año después de la epidemia, Argentina tiene ahora más de 2,3 millones de infecciones confirmadas por el virus de la corona y 56.000 muertes.

Con una alta tendencia en los casos, el gobierno quiere acelerar el proceso de vacunación, que comenzó el pasado 29 de diciembre con los trabajadores de la salud, incluidos los mayores de 70 años y los docentes. Hasta la fecha, se han entregado más de 3,5 millones de volúmenes en todo el país.

Cine lumiere Centro Cultural Rosario Covit-19 Vacuna

– TIEMPOS / AFP

Noticias relacionadas

galería de imágenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *