Buenos Aires Times | El futuro del Mercosur está en discusión en una importante reunión el próximo mes

El bloque Mercosur puede estar al borde de cambios históricos, luego de que los estados miembros acordaron esta semana discutir una posible liberalización de sus reglas comerciales en una importante reunión el próximo mes.

La noticia fue anunciada de manera conjunta por las Cancillerías de Argentina y Uruguay el pasado lunes luego de una hipotética reunión extraordinaria para discutir estos dos temas presentados por el gobierno en Montevideo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay manifestó a través de Twitter que “la propuesta uruguaya será estudiada por los coordinadores del Grupo Mercado Común con el objetivo de producir insumos para la toma de decisiones en la próxima reunión del Consejo Mercado Común”.

Durante su ocupación de la presidencia del Mercosur en el primer semestre de este año, Argentina indicó en un comunicado oficial que con respecto a la revisión del Arancel Externo Común (promovido por Brasil) se proponía “alcanzar la convergencia en las propuestas de los miembros declara durante este semestre “.

“Debemos pensar en las capacidades que deben soportar los distintos sectores de la economía con un arancel externo común más bajo y lo que significa una reducción unilateral de las negociaciones externas”, dijo el canciller Felipe Sola.

En cuanto a flexibilizar las negociaciones con otros países o bloques comerciales, como ha impulsado Uruguay, el planteamiento de Argentina es “a finales de este semestre desarrollar una propuesta de plan de negociaciones externas que establezca las prioridades de la agenda externa del Mercosur a lo largo de con [trade] Se presenta, así como un informe completo sobre el estado de las distintas negociaciones ”, se lee en el comunicado.

El inicio de esta discusión es un logro de Uruguay.

El canciller uruguayo Francisco Bustillo comentó: “Estamos satisfechos (…) Fue un buen encuentro. Tenso por supuesto, pero al final es bueno”. “Es la primera vez en 20 años que logramos poner este tema sobre la mesa. Todo lo que logremos en términos de resiliencia beneficiará no solo a Uruguay, sino a todos”.

Dividir el clúster

El menor arancel externo común y la mayor flexibilidad que permiten alcanzar acuerdos comerciales sin el consenso de los cuatro miembros del Mercosur son temas polémicos.

Uruguay contó con el apoyo de Brasil en la reunión del lunes, mientras que Paraguay se alineó detrás de Argentina.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay celebró, a través de Twitter, “con el pleno apoyo de Brasil, las propuestas de Uruguay de mayor flexibilidad y definiciones externas comunes han sido formalmente ingresadas en la región del Mercosur”.

Por otro lado, el vicecanciller de Paraguay, Raúl Kono, quien cubre las relaciones económicas y la integración, expresó el acuerdo de su país con Argentina en cuanto a flexibilidad y tarifas, “dos casos diferentes no pueden estar en la misma herramienta porque tienen distintas particularidades e influencia. “

READ  Bioceres Crop Solutions, subsidiaria de Rizobacter Argentina SA, completa la oferta de $ 26.0 millones en bonos corporativos Serie 5

“Brasil y Uruguay dicen: señores, no cumplimos con nuestro compromiso de integrarnos con el mundo y queremos que ustedes nos den la oportunidad de negociar como grupo cuádruple, tripartito, bilateral o individualmente …”, dijo Kono a la AFP.[The Uruguayan proposal] No es la forma correcta porque ataca los fundamentos de la unión aduanera, que es la etapa previa a la configuración de lo que queremos lograr: un mercado común “.

El presidente Alberto Fernández chocó fuertemente con su homólogo uruguayo, Luis Lacalle, en la última cumbre del Mercosur el 26 de marzo debido a las actitudes hostiles sobre flexibilizar el bloque comercial.

En su momento, el mandatario uruguayo aseveró que el Mercosur “no podía ser lastre” impidiendo el avance comercial de su país, a lo que Fernández respondió que si Argentina pesaba “coge otro barco”.

El grupo Mercosur, creado hace 30 años, requiere consenso en sus decisiones, que Uruguay ahora disputa fuertemente.

“A menos que todos estén de acuerdo, el Mercosur no avanza”, dijo este lunes el presidente uruguayo Lacal Poe. Este es precisamente el punto que estamos proponiendo para el ataque directo, quienes no quieran avanzar por cualquier motivo deben dejar paso a otros socios. .

Si bien reconoció las diferencias entre los países que integran el bloque regional, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que esto ve a Argentina querer “ver puntos de acuerdo y lo importante es avanzar en la construcción de estos puntos para avanzar hacia un Mercosur más moderno que se adapta a las necesidades de nuestros países en evolución ”.

“Coincidimos en que la integración es de fundamental importancia, pero la integración es un medio, no un fin”, dijo el ministro en la reunión del bloque regional el lunes pasado, en la que participó con sus colegas de Uruguay, Paraguay y Brasil.

“Coincidimos en que el Mercosur estaba dormido y es importante que el Mercosur despierte. Aquí se despierta y es importante avanzar sobre la base del consenso, reconociendo el momento histórico de la epidemia que estamos presenciando”, dijo el ministro. estresado.

“Prosperidad para nosotros [Argentines] Es un camino de desarrollo que incluye una dinámica productiva más competitiva y con mayor productividad, pero que beneficia principalmente a todos los integrantes de nuestra población. Esto significa que el crecimiento es inclusivo y está asociado con una distribución equitativa de los beneficios de ese crecimiento. Dijo que este crecimiento debe darse en un marco de estabilidad, que permita que el proceso de desarrollo continúe de manera oportuna.

Señaló que el camino hacia el desarrollo que siguen los estados-nación “contradice la idea de la mano invisible que resuelve los problemas por sí misma”, refiriéndose a las teorías económicas basadas en el mercado.
Destacó que incrementar las exportaciones “es una condición necesaria para lograr un desarrollo económico sustentable y mercados internos para nuestros países”.

En este marco, enfatizó que la agenda de desarrollo del Mercosur “debe enfrentar el problema de la sostenibilidad ambiental”.

READ  Compras en línea: Coupang espera ser el próximo niño exitoso | Amazon Negocio

“Como bloque, nos debemos a nosotros mismos una discusión más profunda sobre el camino apropiado hacia la prosperidad de nuestro pueblo”, enfatizó Guzmán.

La integración de cadenas de valor “es fundamental para lograr mayores niveles de productividad y poder elevar los niveles de exportación. Esto es algo que nos debemos a nosotros mismos como masa”.

Como bloque, “la integración con el resto del mundo será más positiva si se tiene en cuenta la sostenibilidad ambiental en el diseño de nuestras políticas”.

Guzmán dijo: “Hay mucho valor en trabajar en bloque pero hay que reconocer que hay asimetría. Argentina es consciente de las diferentes situaciones que atraviesan los diferentes países del bloque. Por eso es importante reconocer la necesidad de flexibilidad para hacer frente a esas situaciones “. La integración como un medio para lograr el fin del desarrollo. Necesitamos entender la integración en términos de lo que proporciona y lo que implica en términos de empleo, mejorando la productividad y la estabilidad macroeconómica a medida que necesitamos hacer con cada una de las políticas comerciales que proponemos como bloque “.

En todos los países considerados económicamente “exitosos”, señaló Guzmán, “el estado juega un papel muy importante en el diseño de políticas que gobiernan el comercio, aumentan la productividad, crean empleos y mantienen cierto equilibrio”.

El ministro calificó la epidemia como “un choque sin precedentes en la historia del capitalismo moderno, que nos lleva a tener un estado de tremenda incertidumbre. Por eso debemos hacer que las políticas económicas y comerciales sean una masa, y entender la existencia de esta incertidumbre, y para dar pasos más asertivos debemos construir con valentía ”. Responsables y equilibrados, con énfasis en los puntos en los que estamos de acuerdo”.

Guzmán concluyó que la posición argentina “tiene similitudes y diferencias con las de los demás integrantes del bloque pero busca construir equilibrios que generen condiciones para una mayor prosperidad y la promoción de conductas responsables. Consideramos que la falta de avances y no hacer nada puede ser contraproducente. ”.

¿Reducción de tarifas?

En la apertura de la duodécima reunión extraordinaria del Consejo del Mercado Común el lunes (cumbre de cancilleres del Mercosur), Sola presentó la propuesta de Argentina de reducir el arancel externo común como “una propuesta para reducir el arancel externo común como mediana pero utilizando un metodología de segmentación entre productos agroindustriales, producción industrial y bienes de capital, software y telecomunicaciones con cinco medidas diferenciales según el grado de procesamiento en cada caso, y en base a ello, se recomendarán mayores reducciones para materias primas y menos para productos terminados.

El arancel externo común se impone a todos los productos de países fuera del mercado regional que buscan ingresar.

Sola también respaldó la posición de Argentina a favor de un trato conjunto con otros países y bloques en las relaciones del Mercosur sobre la base de las actuales prioridades comerciales del bloque regional.

READ  Walter Sosseni se unió a la junta directiva de Kooling como asesor principal

Por su parte, Uruguay aprovechó la ocasión para finalmente presentar su iniciativa de flexibilizar formalmente tanto los aranceles externos comunes como las relaciones con los terceros países o bloques, permitiendo “explorar” futuras negociaciones de acuerdos comerciales con estos últimos sin necesidad de participación conjunta de todos los miembros del Mercosur.

Desde el punto de vista legal, esto significaría modificar la Resolución 32 del Consejo del Mercado Común de 2000, cuyo primer artículo afirmaba “la obligación de los países que integran el Mercosur de negociar conjuntamente todos los acuerdos de carácter comercial con países o agrupaciones de fuera de la región que otorgar aranceles preferenciales “.

Esto podría significar un nuevo tejido político e institucional para el Mercosur.

El ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, respaldó la propuesta de Uruguay, pero Itamaraty (Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil) fue más cauteloso, según fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores. Brasil también está presionando por recortes más profundos en el arancel externo común más de lo que Argentina proyecta.

En la reunión del lunes, Sola insistió en que “Argentina tiene la voluntad de lograr consensos”.

La propuesta argentina, que en general se esperaba hace dos semanas, consideraría reducir el arancel externo combinado por un total de 1.900 líneas y eliminar por completo los bienes de capital y accesorios de la tasa actual del 2 por ciento.

La iniciativa de Uruguay contempla recortar todos los aranceles en alrededor de un 10 por ciento este año y en un porcentaje similar el próximo, además de permitir que las relaciones exteriores sean monitoreadas individualmente por cada país sin necesidad de la aprobación de todo el bloque.

Las negociaciones continuarán este mes con una nueva reunión de los coordinadores del Grupo Mercado Común y una reunión directa con los cancilleres de esta ciudad, según informó la presidencia argentina del bloque en el primer semestre de este año.

El lunes asistieron los ministros Matthias Kolvas (Desarrollo Productivo) y Luis Bastira (Agricultura), junto a Sola y Guzmán.

Los enfrentamientos sobre estos temas (aranceles externos comunes y relaciones externas) se intensificaron el año pasado cuando Brasil y Uruguay impulsaron la idea de un rápido progreso en los acuerdos de libre comercio con países como Corea del Sur, Canadá, India, Singapur y Líbano.

En respuesta, Argentina consideró necesario “frenar” estas negociaciones debido a “la incertidumbre internacional y el estado de nuestra economía”.

Sin embargo, las discusiones sobre relaciones exteriores y aranceles no representan ninguna novedad histórica del bloque comercial ya que se han producido varios episodios desde su fundación el 26 de marzo de 1991.

TIEMPOS / AFP / NA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *