Buenos Aires Times El gobierno impulsa planes para construir dos nuevas centrales nucleares

Argentina necesita reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en medio del escenario principal y en armonía con él. París Según el acuerdo, Argentina avanzará hacia la construcción de dos nuevas plantas de energía nuclear, una que combine la tecnología china Hualang y la otra, el conocimiento nacional del reactor y el apoyo canadiense.

Ambos proyectos tienen una importancia estratégica para las relaciones geopolíticas y, al mismo tiempo, tienen el potencial de traducirse en miles de puestos de trabajo, nuevos conocimientos y duplicar la producción de energía durante los próximos 15 años.

Desde que el gobierno de Friend de Todos llegó al poder en diciembre de 2019, la política nuclear ha vuelto a ser crucial para el desarrollo. Las negociaciones con China se reanudaron en abril pasado para reanudar las conversaciones para construir una nueva planta de energía nuclear con uranio enriquecido y agua dulce. Re-implementar proyectos que se estancaron durante la administración anterior de Murcio Macri.

“Cuando llegamos al poder, comenzamos a planificar nuestro futuro con un plan de corto plazo y un plan estratégico, porque los proyectos nucleares son de largo plazo”, dijo José Luis Antons, presidente de la agencia estatal. Nucleoeléctrica Argentina S.A.. (Atucha administra I y II y Emboles, tres centrales que operan en este país, entre otras), dijo. Perfil.

Presidente de Nucleoeléctrica Argentina SA, José Luis Antons.

Cuarta central eléctrica

Según Antonio, se necesitarán ocho años para construir la cuarta central eléctrica de Argentina debido a los contratos y documentos necesarios para abrir fondos chinos.

Las negociaciones comprenderán dos etapas: Nucleo Eléctrica Argentina y CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) acuerdan un acuerdo con la empresa asiática, que incluye la transferencia de tecnología para la producción local de combustible para la planta.

READ  Buenos Aires Times | El gobierno está restringiendo aún más los vuelos en medio de los temores de la variante 'delta' del gobierno

“Estimamos que las conversaciones durarán hasta noviembre o diciembre”, dijo Anton ஸ் s.

La segunda fase busca ubicar el proyecto dentro del convenio bilateral firmado en 2014 La Secretaría de Energía encabezará en paralelo Según el titular de Nucleoeléctrica, las negociaciones han estado ligadas a un “paquete financiero” que debe reunirse “porque ya pasó el plazo”.

“Una vez que avancemos en él, los funcionarios de ambos países firmarán y comenzará la construcción y esperamos que algo suceda a mediados de 2022”, estimó.

“Prepararemos el terreno con cursos de tierra y construiremos caminos de acceso para avanzar”, además de sumar estructuras para almacenamiento de energía y agua y “tener una planta para más de 5.000 trabajadores que tengan electricidad”, dijo Antones.

Central nuclear Embalse en la provincia de Córdoba.
Central nuclear Embalse en la provincia de Córdoba.

Tecnología adquirida, soporte canadiense

Nucleoelectrica ya está pensando en construir una quinta central nuclear, que debería ser un proyecto “nacional” apoyado por Canadá, el país que ha cambiado la tecnología a utilizar. En ese sentido, las relaciones energéticas bilaterales, que comenzaron hace cuatro décadas en la central Embalys de Córdoba, se mantendrán por lo menos otros 40 años.

Las líneas generales del proyecto ya están definidas: será una planta con uranio natural y agua pesada, un reactor nuclear basado en tecnología Cando, con financiación local y “una programación diferente a la habitual”.

“Haremos ingeniería en Emboss, donde hemos depositado toda nuestra experiencia en la construcción, diseño y operación de dichas plantas de energía. Esperamos que los técnicos y profesionales de la región produzcan los componentes, que amasarán los recursos de nuestra ingeniería. e industrias metalúrgicas y se fabricarán a gran escala y localmente ”, explicó Antons.

Cuando el país adquirió la tecnología hace varios años, el conocimiento se actualizó debido al reciente final de un proceso clave, a saber, la extensión efectiva de la vida útil de la central de Córdoba, que ya está operativa.

READ  El vino naranja podría ser la próxima gran novedad de Argentina

“Aún no hemos elegido un sitio de construcción. Puede ser en alguna vía fluvial o cerca de Atucha. Lo hemos dejado en un camino más lejos porque nos vamos a enfocar en la fabricación de los componentes”, esperaba la empresa estatal.

Planta industrial de agua pesada PIAP en Aroito, provincia de Newcon.
Planta industrial de agua pesada PIAP en Aroito, provincia de Newcon.

Eficiencia energética

Entre las dos plantas, la Secretaría de Energía prevé duplicar la capacidad energética instalada del país durante los próximos 15 años.

“Ahora tenemos alrededor de 1.700 MW de las tres centrales en operación. Cuando los reactores Hualang y Kandu entren en funcionamiento, sumamos la misma cantidad a la capacidad instalada de la Nucleoeléctrica”, sostuvo Antonos.

Los proyectos se debatieron sobre la base de su importancia geopolítica, dijo el funcionario, refiriéndose a “esto como una señal de relaciones bilaterales a largo plazo” y, en lo que respecta a China, “el comienzo de algunos proyectos científicos y comerciales a largo plazo”. vínculos “.

“Cuando construyamos la central Kandu, cuando sea un proyecto nacional con nuestra tecnología, habrá participación canadiense”, concluyó.

Central Nuclear Atusa en Sarat, Lima, Buenos Aires.
Central Nuclear Atusa en Sarat, Lima, Buenos Aires.

Planta de agua pesada

Argentina avanza hacia la recuperación de la planta de agua pesada de Aroito en Nueva Guinea, que fue despedida y desmantelada por sus trabajadores durante el gobierno de Camboya. La planta creó un insumo muy importante para Aduza I y II y embalsamamientos, que también se puede utilizar para ejecutar óxido de deuterio, una planta de energía.

Ese material se importa actualmente del exterior, lo que indica un mayor costo para la producción local. En cuanto a las negociaciones para reactivarlo, Perfil “El proyecto ha ido avanzando desde que la Secretaría de Energía tomó las medidas necesarias para restaurar la producción de agua pesada de origen nacional”, supo.

READ  Los Ford Franco Games 2021 han sido anunciados oficialmente en Argentina

A pesar de tener que recurrir a mercados externos, las tres centrales consumen 25 toneladas de agua pesada al año, por lo que “no importamos mucho”.

Una vez que comience la recuperación de la central Aroito, será necesario esperar un año más para reabastecer las centrales.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *