Buenos Aires Times | La inflación se desaceleró a 2,5% en noviembre, revela el INDEC.

La Oficina Nacional de Estadísticas de Argentina reveló el martes que los precios al consumidor en Argentina subieron un 2,5 por ciento en noviembre, una de las cifras mensuales más bajas del año junto con agosto.

A pesar de la desaceleración de la cifra del mes pasado del 3,5 por ciento, los precios han subido, no obstante, un 45,4 por ciento desde enero y un 51,2 por ciento en los últimos 12 meses, según datos del gobierno.

En palabras del ministro de Comercio, Roberto Feletti, la noticia fue un «éxito», dado que la inflación se había desacelerado a menos del tres por ciento, una cifra que la mayoría de los analistas esperaban.

Los mayores aumentos del mes pasado se observaron en restaurantes y hoteles (un cinco por ciento más) y ropa (4,1 por ciento). Este último ha llamado la atención en particular: los precios han aumentado un 62,8 por ciento en los últimos 12 meses.

Los alimentos y bebidas registraron un aumento del 2,1 por ciento, registrando un aumento interanual del 50,5 por ciento. Los mayores aumentos se observaron en frutas (4,4 por ciento), carne (3 por ciento) y pan (2,5 por ciento).

Además de la presión que ya se ejerce sobre los productores de carne, Feliti anunció un nuevo «acuerdo» con el sector para reducir los precios de cinco cortes utilizados en las barbacoas de asado en esta temporada navideña.

El gobierno del presidente Alberto Fernández dijo esta semana que el control de la inflación es uno de los puntos clave para ambas partes en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para reestructurar la deuda de $ 44 mil millones del país.

READ  Sal Informe de investigacion de mercado por tipo, por aplicacion -

Hablando ante el Congreso el lunes, el ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó que los controles de precios del gobierno sobre los materiales básicos se extenderán hasta 2022. Las congelaciones de este año se impusieron a unos 1.400 productos después de conversaciones con los productores.

Guzmán dijo a los legisladores que reducir la inflación es uno de los «objetivos centrales» del gobierno, al tiempo que reconoció que los precios han aumentado más allá de sus proyecciones en el presupuesto del año pasado. Respondiendo a las críticas de la oposición, el ministro dijo que el problema de Argentina con la «inflación multicausal».

Según la última encuesta de pronóstico realizada por el Banco Central, basada en informes de 42 de los mayores bancos, consultoras y centros de investigación del país, se espera una tasa de inflación del 51,1% para 2021.

La economía de Argentina está emergiendo lentamente de una profunda recesión que prevaleció por primera vez en 2018, lo que llevó a una crisis financiera que culminó cuando el entonces presidente Mauricio Macri aprobó una línea de crédito récord de $ 57 mil millones con el Fondo Monetario Internacional.

El presidente Fernández detuvo la entrega de los tramos restantes del préstamo en diciembre de 2019 después de su victoria electoral sobre Macri.

Guzmán dijo a principios de esta semana que los datos indicaban que el producto interno bruto aumentará un 10 por ciento en 2021, recuperándose de una disminución del 9,9 por ciento el año pasado en medio de la pandemia de coronavirus.

– TIEMPOS / AFP / NA

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.