Buenos Aires Times | Las elecciones de Chile ponen el modelo de libre mercado a merced de votantes enojados

Chile, políticamente polarizado, celebrará elecciones presidenciales el domingo, y los votantes están listos para derrocar un modelo económico establecido durante la dictadura de Augusto Pinochet o redoblar el espíritu del libre mercado.

La votación se perfila como una batalla entre dos candidatos en extremos opuestos del espectro político: el conservador José Antonio Caste y el izquierdista Gabriel Borek. Si bien Caste quiere recortar los impuestos y el gasto público, Borek prevé un estado más grande para abordar la desigualdad con tarifas corporativas más altas.

“Nunca antes en una elección habíamos visto puntos de vista económicos tan conflictivos sobre cómo enfrentar los desafíos de Chile”, dijo Sergio Leman, economista jefe del Banco de Crédito e Inversiones en Santiago. En comparación con otras elecciones, la búsqueda de consensos y acuerdos está relativamente ausente. Entonces, hay más tensión e incertidumbre ”.

Si ningún candidato recibe más del 50 por ciento de los votos, se llevará a cabo una segunda vuelta el 19 de diciembre. Los chilenos también elegirán nuevos diputados para la Cámara de Diputados de 155 miembros y aproximadamente la mitad del Senado. Los resultados se seguirán de cerca en la región antes de las principales elecciones en Brasil y Colombia el próximo año.

Los inversores también están alerta, ya que uno de los países más ricos de América Latina está experimentando una incertidumbre sin precedentes y mayores demandas sociales. Chile también está reescribiendo su constitución de la era de Pinochet que ha impulsado tres décadas de crecimiento pero alimentado la desigualdad.

Los mercados financieros han oscilado violentamente en los últimos meses mientras Chile debate el futuro del modelo económico ideado en las décadas de 1970 y 1980 por los llamados Chicago Boys, los estudiantes de la Universidad de Chicago Milton Friedman, quienes defendieron políticas de mercado abierto que incluían la desregulación y la privatización.

READ  Abierto de Francia: Djokovic se enfrenta al campeón defensor Nadal en las semifinales

Las acciones chilenas cayeron a principios de este año como resultado de la votación para seleccionar a los miembros de la Asamblea Constituyente, y luego subieron unos meses después después de que un destacado candidato presidencial del Partido Comunista fuera derrocado en las primarias.

El peso ha bajado un 3,8 por ciento solo esta semana, y ha bajado un 14,5 por ciento este año, solo por detrás de Turquía y Argentina como la peor moneda de los mercados emergentes.

Votantes mayores

Los dos candidatos centristas, la senadora Jasna Provost y el exministro de Desarrollo Social Sebastian Seychelles, cuentan con el apoyo de coaliciones tradicionales que han perdido el favor de los votantes después de gobernar el país durante las últimas tres décadas. Si bien siguen en las encuestas, no se pueden contar.

Ambos han demostrado su voluntad de forjar amplias coaliciones en el Congreso, dijo Pamela Figueroa, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Santiago, un gesto que debe resonar entre los votantes. Además, las encuestas de este año son menos confiables después de que la pandemia obligó a algunas encuestas a realizarse por teléfono en lugar de en persona.

“Los otros datos son más relevantes”, dijo Figueroa. “En las elecciones de 2020 y 2021, mucha gente mayor de 55 años no votó. Si este segmento participa en estas elecciones, habrá más votantes que tienden a apoyar a candidatos centristas”.

Kast y Borek también tienen serias deficiencias entre los votantes y altas tasas de rechazo.

“Las creencias escalonadas de Kast en el mercado libre parecen no estar sincronizadas con el estado de ánimo del público”, escribió Nicholas Watson, director gerente de Teneo, en una nota de investigación el 11 de noviembre. Mientras tanto, Borek dijo que los planes de “impuestos y gastos” de Borek también pueden estar lejos de su plan dada la alta inflación.

READ  Buenos Aires Times | Seis incumplimientos soberanos en 13 meses están sacudiendo los mercados latinoamericanos

desafíos inminentes

Independientemente de los resultados del domingo, el próximo presidente chileno enfrentará una serie de desafíos.

Según el banco central, el crecimiento económico se desacelerará a casi el 2% el próximo año desde aproximadamente el 11% en 2021. Los analistas, incluido Lehmann de BCI, advierten que las tasas de interés más altas y el fin del estímulo de emergencia conducirán a una recesión más adelante en 2022.

Esta fuerte desaceleración podría conducir a un resurgimiento del malestar social. Las protestas masivas estallaron por primera vez en octubre de 2019 cuando las manifestaciones por el aumento de las tarifas del metro se convirtieron en un movimiento más amplio que exigía mejores servicios, desde atención médica hasta pensiones. El segundo aniversario de ese levantamiento estuvo marcado por violentas protestas que resultaron en dos muertes.

Esta semana, el presidente Sebastián Piñera sobrevivió a su segundo intento de juicio político en otros tantos años con votos divididos a lo largo de las líneas de la coalición. Era una nueva señal de la polarización y las tensiones que imperaban en la sociedad chilena, lo que también debería conducir a un nuevo Congreso fragmentado.

“Lo que está en juego en las elecciones del domingo es la capacidad de juzgar”, dijo Marco Moreno, director de la escuela pública de la Universidad Central, Marco Moreno. “Este es el dilema que mucha gente todavía no comprende claramente”.

Noticias relacionadas

Por Matthew Malinowski, Bloomberg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *