Buenos Aires Times | Los bonos del IPC argentinos caen por el potencial cambio a la canasta

Los bonos relacionados con la inflación cayeron en Argentina el lunes, ya que la agencia de estadísticas del país, INDEC, planea ajustar la canasta que utiliza para medir la inflación.

Noticias de Bloomberg El lunes, informó más temprano que Indec está trabajando para cambiar la canasta de precios que usa para medir la inflación, según una persona familiarizada con el asunto. Las modificaciones, que buscan revertir los cambios en los hábitos de consumo, están programadas para 2022, después de las elecciones legislativas de este año, para evitar conflictos de intereses políticos.

Los precios de los bonos de descuento relacionados con la inflación del país con vencimiento en 2033 cayeron un 2,4 por ciento, y los bonos de bonificación con vencimiento en 2026 cayeron un 2,4 por ciento cuando cerró el mercado.

“La noticia sobre un posible cambio en la composición de la cartera del IPC en 2022 es muy mala para toda la curva del IPC”, dijo Pedro Ciaba Cerat, analista estratégico de renta fija de Portfolio Personal Inversiones en Buenos Aires. “El consenso del mercado asume que este ajuste estará sesgado hacia un intento de reducir o mitigar la dinámica de precios”.

Las preocupaciones de los analistas surgen de una historia de interferencia con los índices de precios internos bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Argentina fue criticada por el Fondo Monetario Internacional en 2013 por no revelar datos económicos, pero el fondo eliminó la declaración de censura en 2016 después de que el nuevo gobierno mejorara su transparencia. Fernández de Kirchner es ahora vicepresidente de Argentina como parte de la actual coalición peronista, el Frente Todos.

READ  SnapAV se asocia con un distribuidor en Argentina

Un vocero del INDEC confirmó que el organismo está trabajando en la identificación de nuevas canastas de IPC, pero la idea es hacerlo en el mediano plazo sin especificar una fecha. El portavoz agregó que cambiar la canasta también conduciría a un cambio en el año base de la inflación. Un portavoz del Ministerio de Economía declinó hacer comentarios.

La inflación alcanzó alrededor del 40 por ciento en 2020 y se espera que termine el año en alrededor del 50 por ciento, según una encuesta de economistas organizada por el banco central.

El gobierno ha dependido de las ventas de bonos relacionados con la inflación para reponer los pagos de los bonos nacionales, y debería considerar dejar en claro que la medida es parte de un proceso natural para actualizar su canasta de tasas y eliminar las preocupaciones sobre una posible manipulación, según la agencia con sede en Buenos Aires. Consultoría Eco Go.

“Es fundamental que el gobierno aclare esta situación lo antes posible”, dijo Federico Furiase, director de Eco Go. “Una vez que el mercado se estabilice, habrá una oportunidad de compra, ya que esta actualización es una parte normal del desarrollo del índice y no implica el riesgo de ser manipulado”.

Noticias relacionadas

Escrito por Ignacio Oliveira Dole y Patrick Gillespie, Bloomberg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *