Buenos Aires Times | Menor crecimiento y mayores déficits: impacto potencial de los cierres de la “segunda ola”

Luego de un año de estricto bloqueo del virus Covid-19 en Argentina, se avecina una segunda ola de contagio, esta vez acompañada de la circulación de nuevas cepas más contagiosas que el virus y una lenta tasa de vacunación.

El cóctel amenaza con afectar la recuperación económica, pero el ministro de Fomento de la Producción, Matthias Kolvas, declaró que “no será necesario recurrir a un encierro como el año pasado”. Él dice que la industria ha “aprendido a producir” mientras se adhiere a los protocolos sanitarios. Los expertos, por ahora, se inclinan a estar de acuerdo Perfil personal Creen que una cuarentena estricta, como vimos en 2020, es “poco probable” debido al feroz declive social y económico en Argentina: el año pasado terminó con una tasa de pobreza del 42%, desempleo en el 11% y una contracción económica. del 9,9 por ciento del PIB total. .

No vemos margen para restricciones como las de marzo y abril de 2020, y menos en un año electoral, para cerrar nuevamente con 42 por ciento de pobreza. Aunque se pueden tomar medidas muy drásticas, no creemos que la sociedad las cumpla ”, dijo Martin Vauthier, director de la consultora Eco Go. Perfil personal.

Sin embargo, la mayoría de los analistas creen que ante una situación de salud en deterioro, se pueden aplicar “medidas específicas” que restringirían el movimiento y retrasarían la infección. Esperan que los sectores más afectados vuelvan a ser la industria de servicios, el turismo, la hostelería y restauración, y las actividades recreativas y culturales. Vauthier enfatizó que estos son los sectores “más lentos” en términos de recuperación, que se mantienen “muy por debajo de los niveles prepandémicos”.

READ  Informe de investigación de mercado de servicios 5G por industria, por aplicación: perspectivas globales hasta 2025

¿Cuál es el efecto de cerrar la segunda ola? Matthias Ragnermann, de Ecolatina, revela la dinámica de esta manera: “Una fuerte ola de Covid con más restricciones afectará directamente la actividad, y golpeará el déficit fiscal que aumentará por la menor recaudación por menor consumo, y al mismo tiempo por impulsar el gasto en “Los programas que se utilizarán para mitigar un poco el impacto de la epidemia. Esto puede afectar un poco al dólar paralelo y al dólar oficial”.

crecimiento

La actividad económica en Argentina comenzó el año mejor de lo esperado, con una recuperación del 1,9 por ciento en enero frente a diciembre. Esto ha inspirado a algunos analistas a recalcular sus pronósticos para el año a una tasa de crecimiento del ocho por ciento, más alta que la previsión del gobierno del siete por ciento. Sin embargo, la introducción de posibles restricciones reduciría la recuperación entre 0,5 y 1,5 puntos, según los expertos.

Andres Bornstein, economista de EconViews, dijo que el “traspaso estadístico” de enero indicaba que el ocho por ciento era razonable, pero dijo que su agencia aún esperaba el siete por ciento “porque creemos que habrá algunos problemas con Covid”.

También descartó cambiar un regreso a estrictas medidas de cuarentena, aunque dijo que “puede haber cierres que se enfoquen geográficamente o en algunos sectores” de industrias.

Vauthier coincide con la cifra del ocho por ciento, aunque destacó que estas metas quedarían fuera de alcance “si surgen restricciones o si la gente sale menos y consume menos como reserva”.

En la consultora bonaerense Analytica, expertos señalan que podría haber “restricciones de distribución a partir de abril, lo que se reflejará en un menor crecimiento durante el segundo y tercer trimestre, y un mayor nivel de actividad en el cuarto trimestre”. Dijeron en un comunicado que tales medidas aumentarían la probabilidad de una tasa de crecimiento del 6,5 por ciento.

READ  Huntkey se convierte en operador económico certificado

Asimismo, los expertos de Consultatio pronostican que “si restringen la actividad en determinados sectores, el impacto en la actividad podría costar entre 0,5 y 1,5 puntos de crecimiento frente al escenario base de crecimiento del 6,5 por ciento”.

Fernando Marroll, economista de FMyA, dijo que su empresa esperaba un seis por ciento, siempre que el cierre estricto no regrese a la primera fase.

Déficit financiero

Después de tener un déficit fiscal inicial de 6.5 por ciento del PIB el año pasado, la administración de Alberto Fernández proyectó una cifra presupuestaria para 2021 de 4.5 por ciento este año.

Aldo Abram, director del Centro de Investigación de Políticas Públicas de la Fundación Libertad y Progreso, cree que esto estará fuera de alcance si se imponen restricciones más estrictas.

“Cuantas más restricciones imponga el gobierno, más tiene que ayudar a las familias y las empresas, y el riesgo es aumentar el gasto público. Con ello, los déficits a los que se han comprometido serán mayores. Perfil personal.

Para Bornstein, “las cuentas financieras son relativamente buenas, debido al aumento de los ingresos y lo que se recaudará mediante el impuesto sobre el patrimonio”. Pero él cree que la nueva cuarentena – y los programas de asistencia social que la acompañan – requerirán que el estado “gaste menos en infraestructura”. Considera que el gasto es “arriesgado”, pero aún no está “fuera de control”.

En Analytica, esperan que IFE “rehaga” [emergency payment] Hasta fin de año, eso significa un aumento del gasto en 0,7 puntos del PIB ”, lo que a su vez requerirá más ingresos para evitar un déficit mayor.

READ  Patagonia ejerce la opción de compra del Proyecto de Minerales Latinos Mina Ángela, Provincia de Chubut, Argentina

“La discusión principal sobre el déficit fiscal se centra en variables como las tarifas de los servicios públicos subsidiados”, dice Martin Kallos de Ipica.

“Puede suceder que se decida otorgar subsidios superiores a los asignados en el presupuesto para reducir la carga de los servicios públicos en los hogares en un año que puede seguir siendo muy difícil debido a la epidemia”, dijo.

Sin embargo, otros están observando el tipo de cambio, que es otra área donde se puede sentir el impacto económico de renovados bloqueos. “Ante menores ingresos y aumento del gasto público”, dijo Abram, “existe el riesgo de que suba la emisión, y por ende el valor del peso, lo que implicará un alza en el dólar paralelo, y en bienes y servicios”. – lo que significa un aumento de la inflación “.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *