Buenos Aires Times | Oxfam elogia el “impuesto sobre el patrimonio” de Argentina a medida que la ley entra en vigor

En lo que equivale a un elogio poco común para las políticas económicas y de Argentina, Oxfam, la organización benéfica mundial contra la pobreza, elogió el impuesto sobre el capital que la administración de Alberto Fernández impuso a los ciudadanos ricos esta semana y pidió a otros países que hagan lo mismo.

En respuesta a la pandemia, los países deberían aumentar los impuestos sobre el patrimonio como Argentina, dijo Oxfam al Foro Económico de Davos (que se celebró por defecto y no en el resort alpino suizo este año), citando la ley del mes pasado que apunta a recaudar 3 mil millones de pesos para mitigar el impacto de una pandemia.

Oxfam dijo que los “impuestos progresivos” para los ricos eran la clave para una recuperación justa de la crisis, y dijo que Argentina “dejó despejado el camino” con un impuesto único al capital, que entró en vigor el viernes.

“La imposición de un impuesto sobre los excedentes de ganancias obtenidas por las empresas durante la pandemia de coronavirus podría generar $ 104 mil millones, suficiente para brindar protección contra el desempleo para todos los trabajadores y apoyo financiero para todos los niños y ancianos en los países más pobres”, agregó.

La organización benéfica advirtió que la crisis de Covid-19 había profundizado la desigualdad prácticamente en todo el mundo el año pasado en un informe titulado Desigualdad de virus Por tanto, necesita impuestos más altos sobre la riqueza.

El informe afirmó que se necesitarían 1000 de las personas más ricas del mundo (la mayoría de ellos hombres blancos, agregó la organización benéfica) “sólo nueve meses para restaurar los niveles de riqueza que prevalecían antes de la pandemia, mientras que los pobres pueden necesitar más de un década para recuperarse del impacto económico “.

READ  Buenos Aires Times | El Congreso aprueba un proyecto de ley que prohíbe la emisión de deuda sin aprobación legislativa

Oxfam vio la crisis de COVID-19 como una oportunidad única para establecer finalmente la justicia financiera y propuso impuestos sobre las transacciones financieras y medidas para eliminar la evasión fiscal.

Su estudio global entrevistó a 295 economistas de 79 países, el más famoso de ellos fue Jeffrey Sachs, quien compartió sus ideas sobre la creciente desigualdad como resultado de la pandemia.

El último informe de Oxfam advierte que “la élite súper rica sigue acumulando riqueza en medio de la mayor crisis económica desde la Gran Depresión, mientras miles de millones de personas enfrentan grandes dificultades para sobrevivir”.

El informe dice que las 10 fortunas más grandes del mundo han aumentado en medio billón de dólares desde el inicio de la pandemia, una cifra más que suficiente para financiar una vacuna mundial contra Covid-19 y, al mismo tiempo, garantizar que nadie caiga en la pobreza como resultado.

El informe también revela que la pandemia está “profundizando las disparidades históricas económicas, étnicas y de género”, dejando a cientos de millones de personas desempleadas o desempleadas y las mujeres soportando la peor parte de estas pérdidas, mientras que también involucra a casi el 70 por ciento de los trabajadores sociales y de salud mal pagados. La lucha contra la epidemia corre un gran peligro.

“El mundo ha sido testigo del mayor aumento de la desigualdad hasta ahora”, concluyó Gabriella Boucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional. La profunda brecha entre ricos y pobres ha demostrado ser tan mortal como el virus mismo. Esta desigualdad no es inevitable, sino una elección política . En todo el mundo aproveche esta oportunidad para construir economías más inclusivas para proteger el planeta y erradicar la pobreza “.

READ  Amenazas a la independencia del banco central

Levi entra en acción

El llamado “impuesto sobre el patrimonio” de Argentina, que se utilizará para ayudar a pagar los suministros médicos y de socorro para las pequeñas empresas afectadas por la pandemia de coronavirus, según el gobierno, entró en vigor el viernes.

El impuesto se aplicará a las personas físicas cuyos activos superen los 200 millones de pesos (aproximadamente 2,3 millones de dólares). El gobierno espera recaudar alrededor de $ 3 mil millones de impuestos a los 12,000 ciudadanos más ricos.

Más del 40 por ciento de la población del país vive por debajo del umbral de pobreza.

A partir del viernes, la AFIP está autorizada a comenzar a calcular y reclamar los montos adeudados. Según la ley, los sujetos a impuestos pagarán hasta un 3,5 por ciento sobre los activos declarados dentro del estado y hasta un 5,25 por ciento sobre los activos que posean en el extranjero.

Las ganancias se utilizarán para comprar suministros médicos, ayudar a pequeñas y medianas empresas, financiar asistencia social y proporcionar gas natural a personas fuera de la red eléctrica, según el texto de la ley.

La acción fue criticada por miembros de la coalición opositora Juntos por el Cambio, quienes la calificaron de “expropiación”.

La Asociación Rural Argentina, que representa los intereses de los grandes agricultores en un país cuyos ingresos dependen en gran medida de la producción de cereales y ganado, expresó su preocupación de que la medida se convierta en permanente.

TIEMPOS / AFP / NA

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *