Buenos Aires Times Ualá de Argentina tras financiación de 2,450 millones de dólares

La ronda financiera tiene un valor de $ 2.45 mil millones, liderada por SoftBank Group Corp., una empresa conjunta japonesa que iniciará servicios financieros para Argentina, y Tencent Holdings Ltd., una compañía china de Internet.

Ambas compañías están aumentando su participación en la empresa con sede en Buenos Aires a través de la ronda financiera Serie D de US $ 350 millones, junto con los primeros partidarios, incluidos el multimillonario George Soros, Goldman Sachs Group Inc., Ripid Capital y Monachis. La ronda de nuevos inversores incluye Hedge Fund T1 Capital Partners, 166 2nd LLC y Angel Investor Jacqueline Rhesus.

Según el fundador y director ejecutivo Pierpolo Barbary, Ualá utilizará los fondos para duplicar su fuerza laboral a más de 2.000 para fines del próximo año a medida que construye nuevas unidades de negocios y acelera los proyectos de desarrollo en México. La empresa ha emitido más de 3,3 millones de tarjetas MasterCard prepagas para aproximadamente 200.000 tarjetas de débito en Argentina y México.

Hablando sobre el mercado argentino, Barbieri dijo en una entrevista telefónica: “Dentro de los cuatro años del lanzamiento de la empresa, tenemos más del 10 por ciento del ecosistema del país. Vamos a tener una interrupción operativa en Argentina el próximo año”.

Al igual que muchas empresas de tecnología financiera en la región, la empresa creció rápidamente durante las epidemias del virus Corona debido a los estrechos bloqueos que obligaron a los argentinos a recurrir a las opciones en línea. Alrededor del 22 por ciento de los jóvenes de 18 a 25 años en Argentina poseen una tarjeta Ualá, según datos de la empresa.

“Nuestra inversión tomará la siguiente fase de su visión, mejorando el ecosistema regional, haciendo que los servicios financieros en general sean más accesibles y transparentes”, dijo Marcelo Chlor, CEO de SoftBank Group International.

READ  44 jóvenes regresaron con COVID-19

Barbary, quien dijo que la principal competencia de la compañía sigue siendo el efectivo, declinó comentar sobre los planes de expansión en América Latina después de comenzar a operar en México en 2020. La puesta en marcha está a la espera de la aprobación del Banco Central de Argentina para adquirir Digital Bank Willowbank. Este año.

La compañía de pagos móviles dice que su impulso de crecimiento ya ha sido totalmente financiado por esta última ronda y no ha planeado salir a bolsa durante muchos años.

“Esta ronda alimenta muchas de nuestras grandes ambiciones”, dijo Barbary. “Pensar en una OPI es una conclusión inevitable”.

Noticias relacionadas

Georgalina do Rosario y Carolina Millan, Bloomberg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *