Combustible del pensamiento: una promesa a largo plazo, Vaca Muerta de Argentina finalmente muestra signos de crecimiento significativo

En la reciente conferencia petrolera en Argentina, una de las palabras más discutidas fue sobre «potencial». Eso y Vaca Muerta. Los ejecutivos dijeron que las perspectivas de crecimiento de la producción de petróleo y gas natural en la industria del petróleo de esquisto son «fantásticas», «gigantes», «enormes», «fantásticas», etc.

Hay razones para ser color de rosa. Vaca Muerta es uno de los depósitos de esquisto más grandes del mundo, y los costos de extracción han caído cerca de los niveles encontrados en formaciones comparables en los Estados Unidos. Esto generó expectativas en la conferencia de que Vaca Muerta podría ayudar a casi duplicar la producción de petróleo de Argentina a 1 millón de barriles por día para 2026, lo que permitiría que las exportaciones superen los 500.000 barriles por día para entonces, frente a menos de 100.000 barriles por día en este momento.

La producción de gas, ahora de 130 millones de metros cúbicos por día, podría aumentar aún más para convertir a Argentina en un competidor de Australia y Qatar en el mercado de GNL en un momento en que la demanda de gas está aumentando en la transición energética a emisiones netas de carbono para 2050.

La producción argentina de crudo y condensado

El problema es que toda esta charla sobre el potencial se ha escuchado antes. Los ejecutivos de la conferencia dijeron que la geología de Vaca Muerta puede ser impresionante, pero las condiciones para hacer negocios en Argentina distan mucho de eso.

Efectivamente, la posibilidad de perder dinero en Argentina, medida por la prima de riesgo estatal, ahora es de alrededor de 1.700 puntos, según el índice de bonos de mercados emergentes EMBI+ de JP Morgan Chase, que tiene en cuenta factores como la economía, la política y el público. Finanzas. Eso es seis veces mayor que el riesgo en el vecino Brasil, que produce cinco veces más petróleo y tiene un gran potencial de crecimiento en el extranjero.

Sin embargo, se han logrado algunos avances durante el último año en Argentina para alimentar este nuevo optimismo de que el país, que ha sufrido crisis económicas durante tanto tiempo, está una vez más, o finalmente, en el camino correcto para acelerar el desarrollo de VACA. Muerta.

READ  Rusia se encamina a una hipotética pesadilla de 210.000 millones de dólares

El mes pasado se produjo un gran avance cuando el Fondo Monetario Internacional aprobó un nuevo programa de préstamos para Argentina, que le dio al país más tiempo para pagar los 44.000 millones de dólares que debe. El acuerdo incluye una serie de objetivos fiscales y monetarios que deberían ayudar a estabilizar la economía y ampliar el acceso a las finanzas internacionales.

es una necesidad La economía, que se vio sumida en la última turbulencia en 2018, sufre una inflación de más del 50 %, una pobreza del 37 % y las reservas internacionales están cayendo gravemente. El gobierno respondió con controles sobre el capital, los precios y el comercio, pero estos controles dificultaron el funcionamiento de las empresas, redujeron las oportunidades de ganancias y provocaron la retirada de algunas empresas.

GeoPark, centrado en América Latina, se fue este año, mientras que la firma china Sinopec y la estadounidense ConocoPhillips lo hicieron el año pasado, y la estadounidense Schlumberger vendió la superficie de Vaca Muerta el año anterior. Mientras que empresas como Vista Oil & Gas, Equinor y Shell en México se han beneficiado de mayores participaciones; Dicen que sus apuestas son para el crecimiento a largo plazo.

Mientras tanto, las malas condiciones están sustentando la inversión agregada, impulsadas por dos factores disuasorios ampliamente citados.

Una es que el gobierno está manteniendo los precios del crudo artificialmente bajos en alrededor de $60 el barril a nivel nacional, casi la mitad del precio de referencia internacional de $110 para el crudo Brent, el precio de referencia internacional seguido en Argentina.

El segundo son los controles de capital diseñados para limitar la fuga de dólares de la economía. De hecho, las empresas pueden traer dinero pero no sacarlo todo, ni siquiera para pagar dividendos, importar equipos o pagar sus deudas.

El resultado es que las compañías petroleras están, en su mayor parte, limitadas por la inversión de flujo de caja porque pocos bancos o inversores internacionales están dispuestos a arriesgar los miles de millones de dólares que necesitan para acelerar las cosas.
“Parece que vamos a una milla por hora” en comparación con el desarrollo de esquisto de EE. UU. y el potencial de Vaca Muerta, dijo Horacio Marin, director general de exploración y producción de Tecpetrol, el tercer mayor productor de gas de Argentina.
Telar de cuellos de botella

READ  La solicitud en línea de visa de Nueva Zelanda permite a los ciudadanos de Argentina y Brasil solicitar la Autorización electrónica de viaje de Nueva Zelanda para visitas de turismo, negocios y tránsito.

Hay una necesidad urgente de aumentar la inversión. Vaca Muerta, que entró en desarrollo en 2012-2013, ahora representa el 39% de los 571.000 barriles por día de producción de petróleo del país y el 52% (junto con las operaciones ajustadas) de 130 millones de metros cúbicos de gas por día, según Energy. Datos de la Secretaría.

dijo Rodolfo Freire, vicepresidente de gas, energía y desarrollo comercial de Pan American Energy, respaldada por BP, el segundo mayor productor de petróleo y el cuarto mayor productor de gas del país.

Horacio Torre, director ejecutivo de exploración y producción de Pampa Energía, el quinto mayor productor de gas del país, dijo que Argentina enfrentó un dilema similar a fines del siglo XIX en la agricultura. Sus vastas tierras de cultivo podían producir montones de alimentos para satisfacer la demanda mundial, pero para lograrlo, se tuvo que construir una red ferroviaria masiva. Y eso fue exactamente lo que sucedió, ayudar a que Argentina fuera una canasta de alimentos para el mundo y, durante algunas décadas, una de las economías más poderosas del planeta.

“Los ferrocarriles del siglo XIX son los gasoductos del siglo XXI que necesitamos para poder monetizar este recurso saliendo al mundo a competir en ventas”, dijo Tory.

Agregó que si la transición energética se prolonga durante 50 años, “tendremos que duplicar en 10 la producción de Vaca Muerta”.

Vaca Muerta lidera la producción de petróleo en Argentina

Pocos Desarrollos

Aquí es donde se está avanzando. Oldelval, el operador del oleoducto de Vaca Muerta, planea invertir $500 millones en los próximos años para duplicar su capacidad de transporte a unos 500.000 barriles por día. Mientras tanto, se está renovando un gasoducto de 100.000 bopd a Chile desde Vaca Muerta para comenzar a operar a partir de este año.

Las perspectivas para el negocio del gas también empiezan a mejorar. Hace poco más de un año, el gobierno creó un programa de estímulo que elevó los precios en boca de pozo a niveles más rentables de alrededor de $3,50/MMBtu, elevando la producción a 130 millones de metros cúbicos por día desde el último mínimo de 114 millones. / d en abril del año pasado. Si bien la producción aún está por debajo de los 140 millones de metros cúbicos por día para una demanda promedio de 180 millones de metros cúbicos por día en invierno, Vaca Muerta puede llenar ese vacío con mucho suministro adicional para la exportación, dijeron los ejecutivos.

READ  Corporación America Airports SA reporta tráfico de pasajeros en octubre de 2021

Para lograrlo, este año el gobierno lanzó un proyecto de tres años para construir un oleoducto que puede transportar hasta 44 millones de metros cúbicos por día para expandir las ventas nacionales y las exportaciones, comenzando con Brasil y Chile.

La primera fase de la línea, con una capacidad de 11 millones de metros cúbicos por día, está prevista que esté operativa a mediados de 2023.

Marcos Bolgeroni, director ejecutivo de Pan American Energy, dijo que las exportaciones a Brasil solo podrían aumentar a 40 millones de metros cúbicos por día desde pequeñas cantidades en la actualidad. Pero dijo que el mayor crecimiento vendría con el GNL.

En la conferencia propuso crear un consorcio para construir una planta de licuefacción con una capacidad de 13 millones de toneladas por año, una inversión de hasta $15 mil millones, que ayudaría a Argentina a aumentar las exportaciones en un momento en que los compradores buscan nuevas fuentes distintas a Rusia.

El operador del gasoducto Transportadora de Gas del Sur podría ser el primero en iniciar un proyecto de este tipo. El gerente general, Oscar Sardi, dijo que espera que los planes estén listos a fin de año para el proyecto, que es una sociedad con la estadounidense Excelerate Energy. Dijo que la planta de licuefacción se construirá en unidades, cada una con una capacidad de 4 millones de metros cúbicos por día, lo que permitirá a los productores de Vaca Muerta comenzar a vender GNL, ya que se estima que la demanda mundial casi se duplicará para 2030 este año.

O empezamos esto o perdemos la oportunidad”, dijo Sardi.
fuente: Platos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.