Cómo las antiguas rocas de Pilbara nos permiten retroceder en el tiempo hasta la cuna de la vida en la Tierra

Crédito de la imagen: Centro Australiano de Astrobiología

El comienzo de la vida es un rompecabezas para todos. A lo largo de los años, hemos hecho todo lo posible para aprender sobre las primeras etapas de la vida, pero ninguna cantidad de trabajo duro ha revelado la situación real que alguna vez existió. Sorprendentemente, la respuesta puede surgir en las aguas termales del árido noroeste de Australia Occidental.

El vasto país de Nagarla, también conocido como Pilbara, tiene una larga memoria. Años de estudio revelaron jade antiguo, basalto y granito hervidos de la corteza terrestre hace más de 3.500 millones de años. Hasta el día de hoy, esta roca antigua todavía se conserva perfectamente, lo que permite a los geólogos profundizar en una de las preguntas científicas más profundas.

El profesor de geología proporcionó una ventana al pasado en el Centro Australiano de Astrobiología, nombre de Pilbara Dr. Martin Van Kranendonk. Este último reveló: «Podías ver dónde estaban las aguas termales. Podías pararte en el borde de un lago y ver las ondas y la costa en la roca».

Martin y su equipo analizaron antiguos depósitos de aguas termales en la Formación Dresser en el Grupo Warawona para revelar los orígenes de algunos de los primeros organismos vivos de la Tierra.

En su investigación, encontraron las sustancias químicas necesarias para que la vida comenzara con la no vida; este fenómeno se conoce como «generación espontánea». Estos descubrimientos son evidencia contra la teoría popular de que la vida surgió de los respiraderos hidrotermales en las profundidades del mar. Según esta teoría, se cree que el calor y el agua rica en minerales de los respiraderos hidrotermales atrajeron una gran diversidad de vida microbiana, creando las condiciones ideales en las que podrían formarse los organismos.

READ  Un nuevo estudio en ratones ha descubierto que los virus pueden cambiar tu olor para hacerte más atractivo para los mosquitos

Martin contradice esta afirmación y revela que esta hipótesis del agujero en aguas profundas tiene un talón de Aquiles: el agua. Un componente vital de la vida. Martin dijo: “Durante los últimos años, ha sido [astrobiology] La sociedad se ha alejado de los respiraderos de aguas profundas. Todavía hay algunas personas notables que han trabajado en este problema durante mucho tiempo apoyando los procesos hidrotermales en las profundidades marinas. Pero cuanta más gente investigue, menos probable es que suceda”.

Este descubrimiento puede ser un gran avance porque prueba que si la vida pudo haber evolucionado en estas condiciones, podría apuntar a vida en otras partes del universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.