El descubrimiento del cementerio más grande de criaturas marinas como “criaturas extrañas” en el centro del Reino Unido

Investigadores antiguos han descubierto la tumba fósil más grande de una criatura marina jurásica parecida a un extraterrestre debajo de una cantera de piedra caliza en los Cotswolds, Inglaterra.

Decenas de miles de vertebrados marinos en el registro fósil que lleva el nombre de equinodermos, el antiguo antepasado de las modernas estrellas de mar, pepinos de mar, erizos de mar y lirios marinos a la parrilla, que significa “piel de puercoespín” en griego, se conservaron incorrectamente en su ciclo de vida, dicen los investigadores. Transferir.

Pero en aumento, la creciente comunidad marina enfrentó un final catastrófico: una misteriosa catástrofe, posiblemente causada por un terremoto provocado por deslizamientos de tierra que asfixiaron y enterraron a los animales durante 167 millones de años.

“Aquí tenemos una especie de Bombay jurásico”, dijo Neville Hollingworth, un cazador de fósiles aficionado que descubrió el escondite en una excursión con su esposa, Sally.

Lee mas

“Las criaturas intentaron valerse por sí mismas, aceptando las presiones de retirar sus manos, pero fue en vano”, dijo a la BBC Tim Evan, curador del Museo de Historia Natural de Londres, y el curador Tim Evan.

La historia del sitio se remonta al período anterior al Jurásico Medio (hace aproximadamente 200 millones a 145 millones de años), cuando los dinosaurios sedientos de sangre vagaban por la tierra. En el mar, las cosas siguieron cambiando: hasta la mitad de la vida marina murió en un evento catastrófico al final del período Triásico, y los equinodermos evolucionaron para llenar el vacío.

Los investigadores han notado que los equinodermos tienen más éxito a la hora de recoger comida a través de sus espinas.

READ  Covid se propaga a medida que el hacinamiento entre los inquilinos privados se duplica en Inglaterra | Alojamiento

El equipo dijo que el fondo del mar era poco profundo, probablemente de 20 a 40 metros (65 a 130 pies) de profundidad.

Para estudiar miles y miles de especímenes diferentes, a los investigadores les gustaría aprender más sobre la evolución de los equinodermos durante el Jurásico, incluida la descripción de muchos organismos nuevos. Además de los animales, el equipo también encontró muestras de madera y polen conservadas en las rocas, lo que puede revelar detalles adicionales sobre el cambio climático en ese momento.

Fuente: Advertencia científica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *