El fútbol lo es todo para la Argentina de Lionel Messi. Los Socceroos y Australia aún están desarrollando su cultura futbolística única.

Los argentinos pensamos mucho en el fútbol.

Analizan sin cesar el juego; Jugadores, entrenadores, tácticas.

Los programas de televisión en vivo en múltiples canales pasan horas y horas analizando los juegos, diseccionándolos, desglosando cada momento clave, gritando y discutiendo.

Los periódicos deportivos diarios dedicarán decenas de artículos a cada partido de la selección argentina, la Albiceleste, en la Copa del Mundo.

Puedes encontrar millones de opiniones sobre cómo se debe jugar el juego, especialmente cómo se debe jugar la Albiceleste, pero hay dos filosofías de fútbol principales, Menotismo y Bilardismo.

Llevan el nombre de César Luis Menotti y Carlos Bilardo, los dos entrenadores que llevaron a Argentina a la gloria mundialista.

Menotti, quien ganó la primera Copa del Mundo del país en 1978, fue un romance empedernido. Sus equipos jugaban al fútbol de pases con énfasis en el ataque.

Graham Arnold mira por el rabillo del ojo durante un juego
La página de Graham Arnold refleja su personalidad. (Getty Images: Sebastián Frege)

Bilardo es un pragmático y un maestro de las artes oscuras del fútbol. Como corresponde al equipo capitaneado por Diego Maradona, que ganó la Copa del Mundo de 1986, su enfoque defensivo y decidido se basó en momentos de brillantez individual de sus jugadores.

Es justo decir que Argentina es una nación futbolística tradicional, con una cultura e historia bien establecidas, mientras que su próximo rival, Qatar, Australia, es una nación en desarrollo en lo que respecta a los principales debates futbolísticos.

Pero una cosa que podría surgir de la carrera inesperada y encantadora de los Socceroos hacia la etapa eliminatoria es una pregunta que los fanáticos y los periodistas pueden hacerse a partir de ahora: ¿Deberíamos jugar contra Ange-Paul o Arnie-Paul?

Guus Hiddink entrenó a los Socceroos para llegar a la fase de grupos de la Copa del Mundo de 2006.

Esa generación continuó con el estilo a través de varios entrenadores, con Ange Postecoglou poniendo su propio sello en la Copa del Mundo de 2014. Los Socceroos jugaron un estilo de ataque aún más agresivo con Postecoglou, ganando la Copa Asiática en 2015 y clasificándose para la Copa Mundial 2018, antes de que se retirara de la competencia.

Ange-Pal es de alta intensidad y apuestas altas. Vacilaron si Holanda jugó en un clasificatorio asiático o una Copa del Mundo en España.

Ciertamente fue divertido, pero con el reemplazo de la Generación Dorada por nuevos jugadores con menos habilidades, se volvió más difícil lograr resultados.

Harry Souter y Matt Ryan
Harry Souter y Matthew Ryan se dan un abrazo después del partido de Dinamarca. Aussies durante la gira de la Copa del Mundo(Getty Images: Héctor Vivas/FIFA)

Antes de Qatar, Australia no ganaba un partido, ni marcaba un gol en un Mundial desde 2010.

En 2022, anotaron tres veces en el juego abierto, ganaron dos juegos y se clasificaron para las etapas eliminatorias por segunda vez, todo mientras jugaban un estilo de fútbol más conservador bajo la dirección de Arnold.

Postecoglou, que actualmente está demostrando sus credenciales en Escocia con el Celtic, es posiblemente el mejor entrenador de Australia.

Arnold es muy difamado; Muy aburrido, muy directo, sin tácticas.

Pero Arnie-Ball ha logrado resultados no vistos por el fútbol masculino australiano desde 2006, y reunió a un grupo de jugadores de la A-League, el fútbol escocés y otras ligas menos de moda.

El equipo se ha convertido en un reflejo de Arnold, sin tonterías, contundente, valiente y ferozmente determinado.

No hay una forma correcta o incorrecta de jugar al fútbol. Esta Copa del Mundo lo ha demostrado una y otra vez.

Pase lo que pase contra Argentina, esta animada competencia para futbolistas se ha sumado a la riqueza de la cultura futbolística de Australia, dando algo de sabor a futuros debates sobre qué y quiénes somos.

Entonces, ¿qué pasará contra Argentina?

Lionel Messi de Argentina sonríe ampliamente mientras señala con las manos a la multitud después de una gran victoria.
El destino de Messi de ganar el Mundial vuelve a ser un sentimiento en Argentina.(Getty Images: imágenes deportivas de calidad)

Este Mundial ha reafirmado una y otra vez que ningún resultado es imposible.

Australia tiene una gran oportunidad contra la Albiceleste y los Socceroos ya han tenido una racha exitosa, habiendo llegado hasta aquí en la competencia.

Arabia Saudita sorprendió a los sudamericanos en su primer partido.

READ  ¿Es Loma Negra Compañía Industrial Argentina Sociedad Anónima (NYSE:LOMA) una inversión riesgosa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *