Horarios de Buenos Aires | Argentina cae 18 lugares en ranking mundial de corrupción 2021 de ONG

Argentina ha descendido 18 posiciones en la clasificación de un informe anual de corrupción global, con la ONG Transparency International (TI) advirtiendo que la lucha contra la corrupción en América Latina se ha “estancado” durante la última década.

La noticia desfavorable para el gobierno surge de la última edición del ‘Índice de Percepción de la Corrupción’ de TI, publicado el martes en la sede de la ONG en Berlín.

Desde 1995, la ONG ha clasificado 180 países y territorios en una escala de cero (muy corruptos) a 100 (muy limpios). Este año, colocó a Argentina en el puesto 96 en su lista global, recortando su puntaje en cuatro puntos a 39. En 2020, el país ocupó el puesto 78.

La caída del índice se explica por una serie de episodios notables en medio de la pandemia de coronavirus como las puñaladas del gobierno en la reforma judicial, el escándalo de la llamada ‘vacuna VIP’, las fotos de la fiesta de cumpleaños de la primera dama en la residencia presidencial de Olivos Durante un período de estricta cuarentena y cuestionamientos por la falta de transparencia en la compra de vacunas, señala el informe.

«Injerencia en el poder judicial por parte de autoridades políticas» [risks] poniendo en peligro la independencia del país y creando una impresión de impunidad. El 2021 también se caracterizó por los abusos de poder durante la pandemia: el esquema de vacunación discrecional (vacunación VIP) para los funcionarios públicos y sus compinches, adquisiciones y contrataciones poco transparentes y comportamiento poco ético de los funcionarios del gobierno”, concluyó.

Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano, calificó de «malo» el resultado del capítulo local de TI y aseguró que «se observa una caída sostenida en la percepción de la corrupción en el sector público en nuestro país».

Además, consideró que «este resultado está influido por diferentes motivos», enumerando los intentos de reformar el sistema de justicia y en especial la fiscalía. También destacó “en especial la distribución irregular y discrecional de vacunas por parte del gobierno” que concluyó con la destitución de Ginés González García como ministro de Salud y la “partida presidencial privada mientras se restringía la circulación y reuniones de la ciudadanía”.

READ  El trabajo de prueba de los metales E2 muestra una alta recuperación de oro en la oportunidad de Mia en Argentina

En ese contexto, el segundo año de la administración de Frede de Todos vio a Argentina anotar cuatro puntos menos que en 2020, por debajo del promedio mundial de 43.

El país con peor desempeño en el ranking fue en 2015, con solo 32 puntos de 100 y ubicándose en el puesto 107 entre los 168 países de entonces, más cerca del fondo de la tabla que hoy, mientras que el mejor puntaje para Argentina fue en 2019 cuando escaló 19 posiciones, obteniendo su mejor desempeño desde 2012 con 45 puntos y ubicándose en el puesto 66 (30 lugares por encima de este último índice).

Argentina ha descendido 18 posiciones en la clasificación de un informe anual de corrupción global, con la ONG Transparency International (TI) advirtiendo que la lucha contra la corrupción en América Latina se ha “estancado” durante la última década.

La noticia desfavorable para el gobierno surge de la última edición del ‘Índice de Percepción de la Corrupción’ de TI, publicado el martes en la sede de la ONG en Berlín.

Desde 1995, la ONG ha clasificado 180 países y territorios en una escala de cero (muy corruptos) a 100 (muy limpios). Este año, colocó a Argentina en el puesto 96 en su lista global, recortando su puntaje en cuatro puntos a 39. En 2020, el país ocupó el puesto 78.

La caída del índice se explica por una serie de episodios notables en medio de la pandemia de coronavirus como las puñaladas del gobierno en la reforma judicial, el escándalo de la llamada ‘vacuna VIP’, las fotos de la fiesta de cumpleaños de la primera dama en la residencia presidencial de Olivos Durante un período de estricta cuarentena y cuestionamientos por la falta de transparencia en la compra de vacunas, señala el informe.

READ  Argentina no afectará crecimiento, dice presidente - MercoPress

«Injerencia en el poder judicial por parte de autoridades políticas» [risks] poniendo en peligro la independencia del país y creando una impresión de impunidad. El 2021 también se caracterizó por los abusos de poder durante la pandemia: el esquema de vacunación discrecional (vacunación VIP) para los funcionarios públicos y sus compinches, adquisiciones y contrataciones poco transparentes y comportamiento poco ético de los funcionarios del gobierno”, concluyó.

Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano, calificó de «malo» el resultado del capítulo local de TI y aseguró que «se observa una caída sostenida en la percepción de la corrupción en el sector público en nuestro país».

Además, consideró que «este resultado está influido por diferentes motivos», enumerando los intentos de reformar el sistema de justicia y en especial la fiscalía. También destacó “en especial la distribución irregular y discrecional de vacunas por parte del gobierno” que concluyó con la destitución de Ginés González García como ministro de Salud y la “partida presidencial privada mientras se restringía la circulación y reuniones de la ciudadanía”.

En ese contexto, el segundo año de la administración de Frede de Todos vio a Argentina anotar cuatro puntos menos que en 2020, por debajo del promedio mundial de 43.

El país con peor desempeño en el ranking fue en 2015, con solo 32 puntos de 100 y ubicándose en el puesto 107 entre los 168 países de entonces, más cerca del fondo de la tabla que hoy, mientras que el mejor puntaje para Argentina fue en 2019 cuando escaló 19 posiciones, obteniendo su mejor desempeño desde 2012 con 45 puntos y ubicándose en el puesto 66 (30 lugares por encima de este último índice).

‘Totalmente estancado’

Si bien Transparency International elogió los esfuerzos anticorrupción en Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda (clasificándolos en 88 puntos), expresó su extrema preocupación por la situación en Somalia y Siria (con 13 puntos cada uno) y Sudán del Sur (11 puntos).

El presidente de la ONG también advirtió que la lucha contra la corrupción en América Latina había estado «totalmente estancada» en una entrevista esta semana, argumentando que los alarmantes reveses en Venezuela y las naciones centroamericanas estaban socavando la democracia y los derechos humanos.

READ  Copa América 2021: ¿Por qué Argentina y Colombia eliminaron la obligación de ser anfitrión y se cancelará?

«Los líderes corruptos atacan a los activistas y consolidan su poder, mientras que los derechos de prensa, la libertad de expresión y la libertad de asociación están bajo ataque», dijo Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional.

Venezuela se ubicó al final de la lista, con solo 14 puntos, lo que provocó que el informe denunciara que «la gran corrupción causa graves violaciones de los derechos sociales, incluidos la educación, la salud y la alimentación».

En su resumen de 2021, TI también criticó que algunos presidentes de la región, como Jair Bolsonaro en Brasil o Nayib Bukele en El Salvador, estuvieran usando la lucha contra la corrupción como bandera de campaña para atraer a un electorado decepcionado con los políticos tradicionales.

A pesar de sus afirmaciones, estos líderes «no han avanzado en su lucha contra la corrupción y han tomado medidas antidemocráticas» y «regresivas», advirtió TI.

“Cuanta más democracia y más efectivo disfrute de los derechos fundamentales, más difícil es que prospere la corrupción”, dijo en una entrevista a la agencia de noticias AFP Luciana Torchuaro, responsable para América Latina de la organización.

El país mejor clasificado de América Latina ocupa el puesto 73, que TI describió como «un ejemplo de cómo la estabilidad y la solidez de las instituciones democráticas… son clave para evitar que la corrupción permee las instituciones públicas».

El Índice de Percepción de la Corrupción, que publica anualmente Transparencia Internacional, ha sido criticado por algunos de la izquierda por un supuesto sesgo político, mientras que los académicos han expresado su preocupación por la simplificación de un fenómeno complejo en una tabla de clasificación.

– TIEMPOS/AFP/NA

noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.