Horarios de Buenos Aires | Argentina quiere triplicar sus exportaciones mineras, a pesar de las luchas sociales

El gobierno de Argentina está buscando aumentar la producción minera del país para mejorar las ganancias de divisas, al mismo tiempo que introduce un conjunto de nuevos incentivos para el sector.

Con los vencimientos de su fuerte deuda externa acercándose —y en medio de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar el préstamo récord de $57 mil millones que obtuvo en 2018— la administración de Alberto Fernández está considerando una variedad de minerales como una forma de impulsar su economía.

Sin embargo, el nuevo esquema de incentivos enfrenta interrogantes sobre los aspectos sociales y ambientales de la expansión del sector, debido al impacto de sus actividades en las comunidades locales. El episodio más reciente fue la aprobación de la minería en zonas del condado de Chubut, lo que provocó protestas masivas y eventualmente llevó al gobierno a revertir su decisión.

Por otro lado, el impulso renovado se produce en el contexto de la transición energética y la creciente demanda mundial de minerales esenciales para muchas tecnologías. Según la Agencia Internacional de Energía, la demanda de minerales se duplicará o incluso cuadruplicará para 2040, según el grado en que se adopten nuevas tecnologías.

Sector en números

Según datos proporcionados por la Secretaría de Minería de Argentina, en la actualidad operan en el país nueve proyectos mineros mineros. Los principales productos son el oro, la plata, el plomo y el zinc, junto con el tan comentado litio, con dos proyectos en operación y uno en construcción. Las operaciones se concentran en las provincias de San Juan, Santa Cruz, Catamarca, Salta y Jujuy.

En los últimos años, estos minerales han sido extraídos por una serie de empresas con fuerte inversión extranjera y filiales nacionales. Estas empresas incluyen: la canadiense Barrick Gold Corporation y la china Shandong Gold Corporation, que integran la Corporación Minera Andina del Sol; AngloGold Ashanti en Sudáfrica, que opera la mina de oro y plata Cerro Vanguardia; Newmont -la minera de oro más grande del mundo- y su filial argentina Oroplata; los dos gigantes multinacionales Glencore y Yamana que operan la mina de cobre y oro Minera Alumbrera, junto con Newmont; y Minera Santa Cruz, operada conjuntamente por la británica Hochschild y la canadiense McEwen Mining.

El sector minero local opera sobre la base de concesiones otorgadas por las gobernaciones propietarias de los recursos. Actualmente, Mendoza, Chubut, Córdoba y San Luis cuentan con legislación que restringe o prohíbe la actividad minera, como resultado de la presión social contra su desarrollo.

La minería a gran escala ha sido impulsada desde mediados de la década de 1990 por impuestos más bajos, medidas de estabilidad financiera y la posibilidad de dirimir sus disputas legales en tribunales internacionales. De hecho, el sector no paga prácticamente impuesto al valor agregado (IVA) y cuenta con un régimen especial de impuesto a la renta.

READ  Buenos Aires Times | Guzmán elogia la iniciativa del G7 para reducir los impuestos corporativos globales

En 2020, debido a la pandemia de COVID-19, el valor de las exportaciones mineras cayó a $2.600 millones, frente a $3.200 millones en 2019. Pero la contribución del sector minero en términos de valor agregado es mucho menor que su peso en las exportaciones: el La contribución al PIB del total de Argentina es solo del 0,6 por ciento, según datos oficiales proporcionados a diálogo chino. En términos de empleo, el número de empleos directos registrados en el sector alcanzó los 9.681 en 2019, lo que representa el 0,15% del empleo oficial en el país. Estos son los números que el gobierno espera ver crecer con su nuevo conjunto de incentivos.

nuevo compromiso

El gobierno de Alberto Fernández se ha propuesto aumentar las exportaciones mineras anuales a más de $10 mil millones en los próximos 10 años, gracias a inversiones por $25 mil millones de 34 proyectos de inversión minera en el país que se encuentran en una etapa más avanzada.

Para proporcionar un incentivo adicional, los impuestos a la exportación para el sector se redujeron del 12 % al 8 % en octubre de 2020; Para 2022, el gobierno está considerando un plan más flexible. Además, en abril pasado se flexibilizó la deslocalización de dividendos y dividendos para emisores que inviertan más de $100 millones.

Los nuevos incentivos forman parte del Plan Estratégico de Desarrollo Minero (PEDMA), cuya presentación oficial se ha retrasado varios meses, aunque ya se han anunciado muchos de sus detalles. Este programa propone un nuevo enfoque de la minería que se supone vinculado a la sustentabilidad y el diálogo con los diversos actores de la sociedad, además de incluir una serie de beneficios e incentivos adicionales para las empresas mineras.

Carga fiscal [in Argentina] El sector hace un llamado al gobierno para reducir aún más las retenciones en los salarios de los empleados, acelerar la devolución del impuesto al valor agregado y aumentar el acceso al mercado de divisas, dice Luciano Berenstein, director general de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM).

Daniel Steingart, director del Centro de Estudios de la Producción (CEP XXI), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, dice que la minería en Argentina es, junto a los hidrocarburos, el sector que paga los salarios más altos y tiene la tasa oficial más alta. empleo en la economía.

READ  La inflación empuja a Argentina a repetir medidas fallidas

“La minería deja al país con mucho más de lo que se suele decir”, agrega Steingart. Dice que entre el 12 y el 14 por ciento de sus ventas quedan en forma de impuestos —en su mayoría del Seguro Social y deducciones—, el 30 por ciento de las compras a proveedores, y entre el 11 y el 12 por ciento en la masa salarial. Además, se reinvierte parte de las utilidades del segmento.

El gobierno ha acogido con beneplácito el reciente anuncio de la canadiense Lundin de que invertirá $4.200 millones en la producción de cobre, oro y plata en la provincia de San Juan. La empresa estima que creará 2.500 puestos de trabajo y 1.700 millones de dólares en exportaciones anuales. Está previsto que inicie operaciones en 2026 y tiene una vida útil de 19 años.

Por otra parte, la canadiense Barrick Gold y la china Shandong Gold anunciaron inversiones para extender la vida útil de la mina Veladero -la más grande de Argentina- hasta 2030, mientras que la mina Lindero, operada por la canadiense Fortuna Silver Mines, entró en operaciones este año. Se convirtió en la primera mina a cielo abierto de la provincia de Salta.

Mientras tanto, hay inversiones para expandir la extracción de litio en proyectos existentes operados por Orocobre-Toyota, una sociedad australiana y japonesa, y la empresa estadounidense Livent, junto con el próximo lanzamiento de Cauchari-Olaroz, operado por Minera Exar, una empresa conjunta de Canadá. -Litio americano y Litio chino Ganfeng. También ha habido inversión de la francesa Eramet para construir el proyecto Centenario-Ratones a partir de 2022.

luchas sociales

A pesar de las afirmaciones del gobierno sobre el compromiso del plan con la sostenibilidad y la asesoría, las organizaciones ambientales no anticipan muchos cambios en la forma en que se ha desarrollado el sector en el pasado.

“Vemos la perspectiva de un mayor conflicto con las comunidades, porque la minería a gran escala tradicionalmente ha provocado todo tipo de rechazo en las últimas dos décadas”, explica Pia Marchegiani, directora de Política Ambiental de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). “La sociedad civil está organizada y los gobiernos han fallado repetidamente en escuchar y manejar los conflictos”.

Para Marchegiani, los principales problemas se relacionan con el uso del agua, ya que los proyectos están ubicados en las cabeceras de cuencas utilizadas por las comunidades aguas abajo. “Hay competencia por el proveedor”, dice ella. “Esto ocurre en un contexto de falta de información, falta de participación comunitaria, debilidad institucional y criminalización de la protesta, por lo que a la hora de tomar decisiones no suele haber otra opción que el rechazo total”.

READ  Buenos Aires Times | Vidal dice que Argentina necesita un plan de 10 años para un acuerdo con el FMI

Un punto de inflexión ocurrió en 2015, cuando ocurrió el accidente más grande en la historia de la minería nacional en la Mina Villadero en San Juan, bajo la dirección de Barrick Gold Corporation. Cinco ríos del condado se contaminaron con metales pesados ​​debido a una válvula rota.

“Ha reabierto discusiones sobre la incertidumbre inherente a este tipo de proyectos, no solo en cuanto a su impacto ambiental, sino también en cuanto a la transparencia de la información y la capacidad de control del gobierno. [these activities]Lucrezia Wagner, investigadora de la agencia estatal de ciencia y tecnología CONICET, dice.

Marcelo Giroud, miembro de AMPAP, una organización que hace campaña por el agua limpia en la provincia de Mendoza, dice que aunque los salarios mineros están por encima del promedio, esos trabajos no suelen ser para los indígenas de las provincias, sino para los inmigrantes locales e internacionales. “No es correcto decir que la minería de minerales representa un aporte significativo a la demanda de mano de obra local”, agregó.

Giroud argumenta que así como requiere trabajadores, la minería a gran escala puede poner en peligro la viabilidad o viabilidad de otras fuentes de mano de obra. Por lo tanto, cuando está claro que la sociedad no otorga una ‘licencia social’ a los proyectos mineros, la creación de empleo no es un argumento de peso para equilibrar los efectos y riesgos involucrados.

Para Nicholas Guttmann, Jefe de la División de Medio Ambiente del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), “es un error pensar que facilitando los negocios y entregando la riqueza minera se genera desarrollo”.

“No hay capacidad de control por parte de las provincias, y las empresas no están desarrollando proveedores locales en la zona industrial porque pueden traer gratis máquinas que han dejado de usar en otras partes del mundo”, agregó.

A pesar de las preocupaciones y contradicciones de los grupos de la sociedad civil, es probable que la administración de Fernández continúe avanzando con el nuevo plan y sus incentivos, con la presentación formal de su plan estratégico, PEDMA, que llegará a principios de este año, luego de la pausa en 2021. Los informes dicen que el gobierno buscará lograr un consenso con la sociedad civil antes de la presentación.

* Este artículo se reproduce con permiso de los editores. visita Dialogueochino.net Para más.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *