Horarios de Buenos Aires | ‘Debemos seguir recordando esta historia’, dicen los realizadores del nuevo documental de Cabezas.

A partir del 19 de mayo llegará a Netflix el segundo documental, dirigido por Alejandro Hartmann y producido por Vanessa Ragón. Es imposible no asociar esta nueva creación suya con un título El fotógrafo y el cartero: el crimen de Cabezas (En Inglés, Fotógrafo: Asesinato en Pinamar) con su primera aparición en 2020, Carmel: ¿Quién mató a María Marta? (Carmel: ¿Quién mató a María Marta?). Ambos se benefician de una documentación e investigación impresionantes y cuentan con voces poco conocidas que amplían una historia impresionante.

En esta última película, un documental investiga el asesinato del difunto noticias Fotógrafo Jose Luis Cabezas, Sin Capítulos, con la historia enfocada a los 105 minutos.

¿Cuáles son los testimonios exclusivos de la película?

Alejandro Hartmann: Por ejemplo, el secretario judicial, Mariano Cazu [trial judge in Dolores] No he hablado antes. Después del caso, tuvo problemas internos en el sistema de justicia. También tenía una gran necesidad de hablar, y sobre todo de hablar del carácter del juez José Luis Macchi. [who died in 2018] Porque lo consideraba su maestro. Fue un gran juez y se hizo cargo del caso a pesar de la tormenta política. Kazuo nos expuso al marco judicial de una manera muy efectiva.

Vanessa Ragón: Y el Dr. Alejandro Vicki [plaintiff attorney for the Cabezas family]. Él es el que escribió los libros. [El crimen de Cabezas: radiografía del país mafioso, or “The Cabezas Crime: X-ray of a Mafia Country,” and Los sospechosos de siempre, or “The Usual Suspects”] Lo que me hizo sugerir filmar la película a Alejandro. [Hartmann]. Vecchi nunca antes había dado entrevistas con tanto detalle, extensión y profundidad. Siempre estuvo muy cerca de la familia de Jose Luis Cabezas y nos dio información muy importante.

Hartmann: Gabriel Michi [a journalist and friend of Cabezas]Alejandro Vicki y Mariano Cazu son los conductores de la película, y son casi la voz de la película. creo que fue gabriel el que hablo mucho [previously], aquí habla de momentos muy fuertes – esto es realmente parte de su vida. Sin duda lo primero-[Buenos Aires Province] El gobernador Eduardo Duhalde fue la perla. Obviamente -algo que no tenía al menos al inicio de la investigación- Duhalde era el personaje central de esta historia. Casualmente, ese día pasó y él fue una de las primeras personas en ver que el auto aún echaba humo y luego se involucró en el caso. Creo que verlo todo junto es muy poderoso.

READ  Forbes India - TV: ¿Qué país tiene el mejor catálogo de Netflix?

En el último capítulo de su anterior documental se decía la frase: “Si no hay justicia, que haya derecho”. ¿Sigue siendo esto válido?

Hartmann: La peculiaridad del caso de Cabezas, a diferencia del de María Marta, es que la justicia actuó. Hubo un juicio, se dictaron sentencias condenatorias, y luego pasaron las cosas que pasan en la Argentina. El Tribunal de Apelación y el Tribunal de Apreciación aparecen con varios trucos judiciales y están atenuados. Nuestro país es un poco agridulce en estos temas. Somos uno de los pocos países que intentó el genocidio. Tenemos muchas cosas de las que estar orgullosos, y en otros momentos tenemos posiciones con la ley y el sistema de justicia que son problemáticas. Trabajamos en dos niveles. No somos tan malos como parecemos. Hubo un juicio, los funcionarios fueron llevados a los tribunales, condenados, encarcelados y luego, sucedió. Por eso debemos seguir recordando toda esta historia y exigir justicia.

¿Cuánto costó hacer este documental?

RAGONE: No tengo los números exactos, pero fue una producción muy importante con material de archivo, semanas de filmación y mucha producción, edición y montaje durante más de siete meses en medio de la pandemia. [beginning in April 2021]. La colaboración, la visualización y el intercambio de Netflix nos permitieron hacerlo de esta manera. Valores de producción a un alto nivel.

La película se estrenó en abril en el 23º Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI). ¿Cómo reaccionó el público?

Hartmann: Fue tan poderoso que lo vi en el cine y sentí que lo que me pasó a mí le estaba pasando a toda una audiencia. Los aplausos tardaron un rato, porque la historia es muy impactante y emocionante, habla no solo del camino personal y trágico de Cabezas, sino de un país y un momento complejo, y por eso la gente queda cautivada por un rato. Muchos se movieron. Lo más fuerte que encontré el día del show fueron las palabras de Gabriel Michy. Creo que hicimos un trabajo decente.

READ  Hora de inicio de Argentina y más

Ragon: Tenía espectadores detrás de mí que escuché llorar durante toda la película. Entonces, por fin, surgió ese silencio, y fue casi un minuto en honor a Cabezas. Recibí tanta gratitud que conté una historia que en partes se supo y en partes se olvidó. Era responsabilidad hacerlo de manera coherente.

¿De quién fue la idea de mostrar cómo se desarrollaban las imágenes en esos años? [in a dark room]?

Hartmann: Era parte de mi trabajo definir la estética. Había una referencia que saqué de una película de la que me habló Vanessa: El año que vivimos en peligro (Titulado en inglés: The Year of Living in Danger) de Peter Weir. Ahí salen situaciones parecidas, aunque es de 1982. Es complicado en los documentales representar situaciones que no tienes. Tienes que darles momentos visuales interesantes. José Luis Cabezas desarrolló algo, entonces mostramos cómo se revelaban las imágenes en ese momento, en laboratorios o cuartos oscuros.

Ragon: Para mí fue como volver a los olores de mi infancia. Instalamos un laboratorio real. Como mi padre era fotoperiodista, Carlos Ragoni El Litoral de Santa Fe Y mi mamá, Georgina Marasco, tenía una columna infantil allí. Cuando ocurrió el crimen, fue muy conmovedor para mí y mi familia. Además de los libros de la Dra. Vicki, esto es un cuarto de siglo desde el asesinato, así como los jóvenes que nos rodean en la productora Haddock Films que han sido informados pero no del todo conscientes del caso. Cantan «No se olviden de Cabezas» pero sin saber cómo era. Queríamos mantener viva la memoria. Se sintió necesario y encontramos los recursos para hacerlo.

READ  Adam Sandler Comediante 'Hustle', Chris Hemsworth Sci-Fi Thriller 'Spiderhead' Entre Netflix Summer Movie Slate

Como docente de cine: ¿qué le dirías a alguien que quiere ser documentalista?

Rajon: Creo que el alfabeto es el mismo para alguien que quiere ser periodista. Deben tener pasión por el tema que tratan, una fuerte motivación y un interés genuino. Los proyectos son largos, empezamos hace dos o tres años con el caso Cabezas. También debe tener la empatía y la sensibilidad para conectarse con las personas; incluso cuando quiere reclamar algo, tiene que haber una conexión personal. No puedes hacer un documental envolviéndote en ti mismo, tienes que ir a buscar la historia de otras personas.

Hartmann: Yo agregaría que hay que tener interés por contar historias, el documental es cine, es audiovisual y tiene que haber una historia realista.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.