Horarios de Buenos Aires | Economistas y empresas ven amenazada sequía de dólares

Con este nivel de filtrado, no podemos ni dar la vuelta a una esquina. «Espero que el gobierno esté al tanto de lo que está pasando», dijo el exministro de finanzas Miguel Kegel. Era el 27 de octubre y ese mismo día solo se habían gastado 18 millones de dólares en exportaciones. El banco central de Argentina solo pudo comprar $ 1 millón para sus reservas, un pequeño impulso.

En septiembre pasado, los agricultores gastaron casi 8.200 millones de dólares en soja a razón de 200 pesos por dólar. Después de eso, las ventas del sector cayeron abruptamente.

El «dólar soya» del gobierno permitió al gobierno cerrar septiembre con un superávit fiscal inicial de 80.624 millones de pesos y ganancias modestas de $414 millones en la balanza comercial, recortando el déficit por tres meses consecutivos.

El ministro de Economía, Sergio Massa, cumplió con éxito los objetivos del tercer trimestre en el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional, pero ahora enfrenta una escasez de nuevos ingresos de dólares como lo exige la industria.

El gobierno tiene un desierto importante [in terms of hard currency] «Al menos hasta marzo», dijo el exgobernador del banco central, Martín Redrado, en una entrevista televisiva reciente.

El economista Juan Garzón del think tank IERAL está de acuerdo. Decir Perville Esa «estimación optimista pondría la liquidación en alrededor de $ 1,25 mil millones cada uno, este mes y el mes pasado».

El experto dijo que el escenario “volverá a mejorar en diciembre con la entrada al mercado de los cultivos de invierno”, en especial el trigo, que traerá entre US$ 2.000 millones y US$ 2.500 millones.

READ  Visa de Nueva Zelanda para ciudadanos de Argentina, brasileños, canadienses y hongkoneses

Pero esos 5.000 millones de dólares en tres meses, «producto de una estimación optimista», enfatizó Garzón, no alcanzan para pagar un mes de importaciones, que en septiembre sumaron 7.000 millones de dólares.

En ese contexto, “el gobierno prefiere restringir los dólares a las empresas, lo que tendrá un impacto”. [economic] actividad, para que los empresarios despidan o compren dólares «a tipos de cambio paralelos como CCL (Contado con Liquidación) o azul, que eleva los precios, dijo Redrado al canal de noticias Todo Noticias.

Redrado, exgobernador del banco central durante la presidencia de Kirchner, se refirió al desafío que enfrenta el equipo económico de Massa como «una cuerda floja con riesgos cambiarios por un lado e inflación por el otro sin medidas para resolver el componente cambiario».

Además, a partir de la implementación del nuevo sistema de compras en el exterior del SIRA, «todas las importaciones han cesado, cualquier empresario que use dólares para comprar insumos ya no los tiene, y solo el banco central puede comprar divisas en estos momentos».

La Asociación de Industriales Argentinos (UIA), encabezada por Daniel Funes de Rioja, rechazó recientemente el nuevo régimen de importación y pidió más «mecanismos predecibles». El lobby manufacturero también pidió evitar la liberación «discrecional» de dólares a través de un sistema que permita la planificación de la producción.

En el centro de este panorama, Redrado proyecta otro personaje inquietante: «Subestimamos la sequía masiva y no ayuda [bring in dollars],» Él dijo.

“Además, la escasez de trigo (cuya cosecha comienza en diciembre) impacta en los precios del pan y la harina, a diferencia de la soja”, advirtió el responsable del think tank Fundación Capital.

READ  ¿feliz Año Nuevo? Cinco puntos críticos económicos a tener en cuenta en 2022 | Economia internacional

¿Quién pregunta ahora? En julio, el banco central endureció los controles de divisas y les dijo a las empresas que tendrían que pedir prestado en el extranjero para financiar sus importaciones y, tres meses después, venderlas por dólares al tipo de cambio oficial. En septiembre decidieron ampliar el procedimiento otros tres meses.

Esos seis meses ya han terminado y las empresas presentarán sus números a partir de enero. El miedo a que el dólar se seque en el horizonte es un peligro claro y presente.

Noticias relacionadas

por Fabián Quinta, Perville

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.