Horarios de Buenos Aires | Miguel Ángel Estrella, pianista y exembajador de la UNESCO, ha fallecido a los 81 años.

El reconocido pianista y exembajador argentino ante la UNESCO Miguel Ángel Estrella ha fallecido en Francia a los 81 años.

“La delegación de Argentina ante la UNESCO lamenta la muerte de Miguel Ángel Estrella, embajador de Argentina ante la UNESCO, y Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, pianista y fundador de la ONG”, tuiteó Esparana.

Una voz partidaria de los grupos de derechos humanos, un músico respetado y ex embajador de buena voluntad de la UNESCO, estuvo detenido en Uruguay durante más de dos años cuando la región estaba bajo la dictadura.

‘Lucha con música’

Nacida en Tucumán, noroeste de Argentina en 1940, Estrella comenzó a tocar el piano a los 12 años y luego estudió música en el Conservatorio Nacional de Buenos Aires con Marguerite Long y Nadia Boulanger en París.

El músico luego regresó a Argentina, pero fue deportado en 1976 y perseguido por la dictadura militar argentina de 1976-1983. Fue detenido un año después en Uruguay, gobernado por una dictadura militar durante 27 meses, y liberado en 1980 bajo una fuerte presión internacional y diplomática, incluso de artistas de renombre como el judío Menuhin.

Estrella decía: «Me gusta la música para luchar contra los que nos quieren subyugar».

Al momento de su muerte, el músico era director de Gaza Argentina en la Universidad Cité de París, donde estudiaba y entretenía a estudiantes argentinos que vivían en la capital francesa, Estrella, desde la década de 1980.

‘En servicio’

En 1982, Estrella fundó la ONG Música Esperanza, que ha ofrecido conciertos en diversos lugares del mundo, como cárceles y barrios desfavorecidos, «manteniendo así la música al servicio de la sociedad humana y en la dignidad de todos». «. Persona”, dijo una vez.

READ  Moody's advierte que acuerdo no escrito de Argentina con FMI no evitará default - MercoPress

Estrella, quien se define como «cristiana y peronista», también fundó la Orquesta para la bass («Banda de la Paz») en 1988 con músicos musulmanes, judíos y cristianos residentes en Medio Oriente.

Fue designado Representante Permanente de Argentina ante la UNESCO en 2003 y permaneció en el cargo hasta fines de 2015.

En 2012, Estrella realizó un concierto popular en el Penal de Libertad («Cárcel de Liberdod»), 50 kilómetros al oeste de Montevideo, donde fue encarcelada y sometida a torturas despiadadas.

“Cuando estaba preso nunca se me ocurrió regresar a la prisión de Liberto después de tantos años, pero unos amigos me dijeron: ‘Mira ‘Sango’, si alguna vez ganáramos, ¿vendrías a este lugar a componer música? esa vez fue inimaginable’, dijo Estrella a la AFP en la ocasión.

‘Un gran artista’

La muerte de Estrella desató una ola de mensajes de amor y duelo en Argentina, ya que artistas, políticos y organizaciones de derechos humanos despidieron a la querida pianista.

“Despedimos con todo el corazón a Miguel Ángel Estrella, ex embajador argentino ante la UNESCO y activista de derechos humanos, al gran músico argentino. Adiós querido Miguel”, tuiteó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El grupo de derechos humanos HIJOS («Niños», refiriéndose a los desaparecidos) lo recordó como «un tremendo artista, un sobreviviente de la dictadura, un puente entre la igualdad y el contenido».

– Tiempos / AFP

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.