Horarios de Buenos Aires | Una década después, familiares de las víctimas de la tragedia reiteran una vez su demanda de justicia

Familiares de los fallecidos y sobrevivientes del accidente de tren de 2012 reiteraron una vez esta semana sus llamados a la justicia, exigiendo más ayuda para los afectados por la tragedia y obligando a los condenados por delitos a cumplir sus penas de prisión.

Sobrevivientes y familiares, reunidos bajo el llamado «la corrupción mata, el dolor y el olvido también», pidieron este martes la aprobación de un nuevo proyecto de ley que garantice la compensación económica para las víctimas y sus familias.

Cincuenta y una personas, incluida una mujer embarazada, murieron y casi 800 resultaron heridas cuando un tren de pasajeros se estrelló una vez contra una estación de ferrocarril durante la hora pico en el barrio de Palvanera de Buenos Aires el 22 de febrero de 2012. Cerca de 1.000 pasajeros estaban a bordo cuando un tren lleno de gente se estrelló contra Ocho vagones, los frenos no activados, se abastecen al final de la línea Sarmiento.

El accidente ferroviario es el tercer accidente más grave de su tipo en la historia de Argentina en la medición del número de víctimas.

“Hace diez años este lugar estaba lleno de gritos de auxilio, sirenas y gritos de desesperación”, decía un documento leído este martes por los padres de las víctimas en el lugar del accidente.

Paolo Mengini y Maria Logan Rey, padres de Lucas Mengini Rey, declararon que «el propio Estado jugó un papel central en las causas del desastre», que denunciaron como una «tragedia esperada».

Tras advertir sobre “diez años de olvido”, los familiares de las víctimas y sobrevivientes dijeron en el documento que se sintieron “abandonados por el Estado desde el primer día”, y señalaron que “nuestros derechos humanos como víctimas han sido violados de todas las formas posibles”.

READ  Políticos en Panamá, Brasil, Argentina y Paraguay buscan seguir a El Salvador en la adopción de bitcoin ب

Acusaron que “el Estado, en cuyas filas había funcionarios de ladrones, condenó a los delincuentes que causaron el desastre, nos negaron y nos apartaron: para ellos éramos segundas, terceras o cuartas víctimas”.

Grupos de sobrevivientes exigieron mayores esfuerzos para avanzar en una ley que garantice una compensación económica para los familiares de los fallecidos y sobrevivientes de la tragedia ferroviaria”, argumentando que el gobierno “nos debe un marco legal que nos ampare”.

Se han dado pasos, pero no son suficientes. Estamos cansados ​​de rogar por la ayuda integral que nos debe el Estado”.

El comunicado concluyó: «La corrupción mata, pero también el dolor y el olvido. Pedimos al Congreso Nacional que apruebe la ley de compensación que nos merecemos. Llegó la hora y ya hemos sufrido tanto. No merecemos esperar».

El martes, un grupo de legisladores de la oposición propuso un nuevo proyecto de ley para pagar una compensación económica a las víctimas de la tragedia y sus familiares.

“En el décimo aniversario de una de las peores tragedias ferroviarias de nuestra historia, más de 70 diputados nacionales de diversas fracciones políticas presentaron un proyecto de ley para homenajear a las otrora víctimas de la tragedia y reconocer y apoyar la lucha incansable de sus familiares en la búsqueda por la justicia”, dijo el grupo, que incluye representantes de Juntos por el Cambio y Avanza Libertad, Encuentro Federal e Identidad Bonaerense.

procesos judiciales

Al abordar la búsqueda de justicia, insatisfactoria a ojos de familiares y víctimas, el grupo criticó a «funcionarios corruptos que tomaron el control del transporte en 2012 creando las condiciones para la otrora masacre», nombrando al exministro de Transporte Ricardo Jaime, al ministro de Transporte Juan Pablo Chiavi, y el ex planificador federal Julio de Vido, empresario (Sergio Serigliano y todos sus asociados).

READ  Resumen del mercado de la tarde del 23 de diciembre de 2021

“Casi todos los condenados hoy están en sus casas”, lamentaron sus familiares, que pidieron que se modifique la legislación para evitar que los condenados por delitos de corrupción puedan conmutar sus penas por buena conducta o estudios académicos y profesionales.

Hasta el momento, ninguna de las 19 personas condenadas por delitos relacionados con la otrora tragedia -el mayor accidente ferroviario de la historia argentina- se encuentra actualmente tras las rejas.

De las personas en el documento en el primer juicio de investigación de incidentes, la mayoría de las 18 personas que fueron condenadas ya cumplieron sus sentencias o recibieron libertad condicional, según las condiciones.

Por ejemplo, la mayoría de los gerentes de Trenes de Buenos Aires (TBA), que operaba la línea férrea Sarmiento, fueron liberados de los penales de Ezeiza y Marcos Paz. El expresidente de la empresa, Claudio Sirigliano, que fue condenado a siete años de prisión, sigue cumpliendo su condena pero bajo arresto domiciliario, una ventaja que obtuvo por motivos de salud.

Di Vido, quien fue sentenciado a cinco meses de prisión y ocho meses tras las rejas en un segundo juicio y pasó más de dos años tras las rejas por otros delitos, está a la espera de la confirmación final de su sentencia por parte de la Corte Suprema, luego de haber sido confirmada por un tribunal federal. casación. Corte.

El influyente exministro de planificación federal probablemente cumplirá el resto de su sentencia bajo arresto domiciliario si es confirmado. Jaime, quien estuvo preso por otros delitos y salió de prisión en 2020, probablemente disfrutará del mismo beneficio.

READ  Constructores argentinos rompen barreras, noticias de hogar y diseño e historias destacadas

El conductor del tren accidentado, Marcos Córdoba, que fue condenado a tres años y tres meses de prisión, recuperó la libertad en 2020 y su condena ya venció. El caso fue juzgado en primera instancia por el extinto juez federal Claudio Bonadio y el fiscal general Federico Delgado.

Los funcionarios y empresarios condenados siempre han argumentado que el tren que se estrelló contra el final de los andenes de la estación de Wan funcionaba correctamente y que el accidente se debió a un error humano, atribuible únicamente a Córdoba.

Según los tribunales, el mal estado de reparación de los trenes, producto del desvío de subsidios pagados por el Estado para el buen funcionamiento de los trenes, contribuyó a la tragedia y agudizó sus repercusiones.

– tiempos / no disponible

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.