La inflación en Argentina subió un 3,2% en junio, alcanzando el 50,2% en 12 meses

RIO DE JANEIRO, BRASIL – La última vez que la inflación anual en Argentina superó el 50% fue en febrero de 2020. Desde entonces, debido a la devastación económica provocada por la pandemia de COVID-19, los precios comenzaron a caer hasta alcanzar un mínimo de 35,8% en Noviembre del año pasado.

Con la actividad económica repuntando luego de que se moderaron las medidas para contener el virus, el Indec registró siete meses consecutivos de incrementos en su IPC. Sin embargo, a pesar del avance continuo, el resultado de junio es el más bajo del año, lo que indica una desaceleración de la inflación, que en marzo alcanzó el 4,8%.

El presupuesto 2021 elaborado por el gobierno argentino prevé una inflación anual del 29%. Para lograr la meta, el índice de precios al consumidor debe caer por debajo de un punto porcentual en los próximos meses, según cálculos del diario “La Nación”. Sin embargo, los analistas estiman que la inflación mensual oscilará entre el 2,5% y el 3%, superando el 48% en diciembre.

Funcionarios del gobierno argentino han afirmado en los últimos días que la inflación del país ha sido impulsada por el alza de los precios de los alimentos y las materias primas, algo que describen como un “fenómeno internacional” en medio de la pandemia Covid-19, que ha alterado los patrones de consumo en todos los países.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Colvas, dijo ayer que factores externos han afectado la inflación en el país en los últimos meses. Pero señaló que desde marzo, el IPC ya inició en tendencia bajista y que el gobierno trabajará para mantenerlo en los próximos meses.

READ  Equipos con Visa para conseguir tokens

Según el informe del Indec, los precios de los servicios de telecomunicaciones aumentaron el mes pasado (7%) debido a ajustes en las facturas de telefonía móvil e internet. Los alimentos y bebidas no alcohólicas fueron un 3,2% más caros, lo que confirma mayores precios para la carne y los productos cárnicos y la leche y los productos lácteos, entre otros.

Los analistas señalaron que la suspensión de las exportaciones de carne impuesta por el gobierno de Alberto Fernández también afectó la cifra final de inflación de alimentos de Argentina en junio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *