Las exportaciones de cerezas de Argentina crecen junto con la recuperación económica de China

Un visitante posa para una sesión de fotos en el Pabellón de Argentina durante la Segunda Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE) en Shanghai, este de China, el 6 de noviembre de 2019.

La recuperación económica de China de la pandemia COVID-19 ha beneficiado la producción y exportación de cerezas en Argentina, que registró un aumento del 33 por ciento en los envíos al país asiático, según la Cámara Argentina de Productores Integrados de Cerezas (CAPCI).

Entre los factores que empujaron al país sudamericano a registrar un repunte en sus ventas al exterior se encuentran la apertura del mercado chino, la cosecha fuera de temporada de Argentina y el reconocimiento por parte de las autoridades sanitarias chinas de la zona de producción de cereza argentina como zona libre de plagas para Fruta. El director ejecutivo de CAPCI, Anibal Caminetti, dijo el jueves en una entrevista con Xinhua.

“La apertura del mercado chino es muy importante para las cerezas argentinas”, dijo Kamenetti, y agregó que los envíos a China en la última temporada habían llegado a 2.742 toneladas hasta el domingo.

El primer envío de cerezas se entregó desde Argentina a China por mar en enero de 2019, seguido del segundo lote transportado por aire en el mismo mes.

Actualmente, 15 empresas argentinas están enviando fruta a China producida en la región de la Patagonia, las regiones sureñas de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Provincia Occidental de Mendoza.

Respecto al manejo de los envíos en medio de la epidemia, Kamenetti dijo que “existe una garantía aprobada por las autoridades chinas para que los procedimientos para que nuestras cerezas lleguen correctamente al mercado”.

READ  Clasificación: Los 10 mejores proyectos de latón del mundo

En abril de 2020, China reconoció la ausencia de moscas de la fruta en la Región Argentina de la Cereza. También aprobó la apertura de sus mercados a diversos productos argentinos en el primer año de la epidemia.

“Para nosotros, esto demuestra la responsabilidad del gobierno chino de brindar continuidad a los negocios internacionales”, agregó Kameneti.

Según el jefe de sala, las cerezas argentinas están disfrutando de una larga temporada exportadora porque el país tiene “una oferta muy extendida que va desde finales de octubre hasta finales de febrero, lo que nos permite posicionarnos en los mercados de fruta temprana y tardía”. “

Gracias a las condiciones edafológicas y climáticas de la Patagonia, dijo, la calidad de las cerezas allí producidas está garantizada, haciendo “el mismo nivel de oferta argentina de frutas de Australia o Nueva Zelanda”.

Alrededor del 35 por ciento de toda la producción de cerezas argentinas se destina a China, según datos de CAPCI, mientras que otros destinos incluyen América del Norte, Europa, Medio Oriente, América del Sur y África.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *