Netflix y Haddock Films lanzan “Carmel, Who Killed Maria Marta?”

Producida y presentada por Vanessa Ragón, ganadora del Oscar por “El secreto de sus ojos”, la serie policial argentina profundiza en el asesinato en curso de María Marta García Belsonsi. “Carmel, ¿quién mató a María Marta?” Fue lanzado en Netflix, lo que llamó la atención y la curiosidad de la audiencia.

Lo que se consideró un accidente se convirtió rápidamente en un asesinato de cinco tiros que ha encantado al país durante las últimas dos décadas. Un misterio de asesinato al estilo de Agatha Christie rodea el ambiente seguro y estéril de Carmel Country Club.

Dirigida por Alejandro Hartmann, la serie corta aborda la gigantesca tarea de curar cientos de horas de material de archivo junto con largas entrevistas con los personajes principales para brindar a la audiencia una visión integral del evento. Cuanto más detallada y precisa es la serie, más complejo y confuso se vuelve el tema, dejando a los espectadores con lo suficiente para tomar sus decisiones.

Junto a “Nisman: Fiscal, presidente y espía”, la producción de las películas de Haddock es una prueba clara e inmediata del talento argentino para generar emocionantes novelas policiales auténticas exploradas en una imaginación sofisticada.

diverso Ragoon y Hartman se reunieron sobre el tema, la opinión pública y cómo aprovechar al máximo las entrevistas.

El caso es inmediatamente interesante por sí solo, pero el éxito de este programa tendrá mucho que ver con la forma en que se cuente la historia. ¿Puedes hablar de cómo surgió este proyecto?

Hartmann: Como argentino, estaba al tanto del caso y hablé un rato con Sophia Mora, una de las investigadoras y el libro. Evidentemente, el tema en sí contiene un componente muy cinematográfico, pero nos pareció que si esta historia fuera ficción, tendría elementos extraños y casi cómicos. El caso no se resolvió, había una víctima y no tenía nada de gracioso, así que la idea de hacerlo con la imaginación no nos cayó bien. Luego, hace dos años, llegaron dos guionistas más, Lucas Pucci y Thomas Sposato, e indicaron que esto podría funcionar como una serie corta. Pensé que teníamos que hacer algo grande con esto, sabíamos que ni el abogado ni la familia habían hablado públicamente antes, así que acepté el Proyecto Vanessa.

READ  Mejores películas nuevas en Netflix de marzo de 2021

Raghoon: Por mi parte, estaba pensando en producir una historia ficticia sobre el caso, de hecho había producido la película “Las viudas del jueves” que está basada en una novela sobre este crimen. Pero al igual que Alex y el equipo creativo, vi que el caso aún estaba abierto, los casos judiciales no se habían resuelto y, además de eso, me dio la sensación de que los personajes reales eran más interesantes que cualquier invento que pudiéramos hacer usando un escenario ficticio. Había algo muy interesante en estas personas, en sus vidas, en sus formas de trabajar. Cuando Alejandro me trajo el proyecto, realmente me di cuenta de que este era el look correcto. Sabía que necesitábamos un enfoque de producción sólido, así que fuimos a Netflix que inmediatamente se aceleró.

No hay duda de que los documentales sobre crímenes reales se han vuelto populares, pero tu película tiene un estilo propio. ¿Qué referencias tienes a la hora de trabajar en él?

Hartmann: Soy un gran admirador de Errol Morris, especialmente “The Thin Blue Line”, que para mí es casi una película de este tipo. Al crear “Carmel” encontramos inspiración allí, como la idea de trabajar con diferentes versiones. Más allá de las decisiones cinematográficas oficiales que tomamos de Morris, pensamos que era interesante que todo en su trabajo contenía un poco de verdad, todos los puntos de vista tienen algo de verdad y de la misma manera hay algo un poco mal en todos ellos.

Carmel, ¿quién mató a María Marta? entre bastidores
Crédito: Mariana Bomba

En dos episodios, hay indicios sobre la tensión social provocada por el crimen de cuello blanco. ¿Puedes comentar?

Ragn: El crimen tuvo lugar en un espacio cerrado y no disponible para la mayoría de los argentinos. En ese momento, era un científico desconocido con sus propias reglas. Claudia Pinheiro, la novelista que cubrió el crimen, afirma que incluso las ambulancias o los policías deben solicitar permiso para ingresar. Tienen sus propias reglas que complican la posibilidad de saber qué pasó. Están tratando de resolver las cosas internamente, por lo que este fue un elemento básico para nosotros en esta serie. Ha habido una gran tensión social en torno al tema, que ha explotado en las redes sociales desde que se emitió el programa. La gente volvió a sentirse desafiada por una clase social que a veces pensó que podía manejar las cosas como mejor le pareciera, y eludió las cuestiones de sentido común y justicia.

Hartman: Estábamos interesados ​​en la trama y en lo cinematográfica que era, y siempre veíamos todas estas capas. En definitiva, esta es una historia que habla de profundas divisiones y prejuicios comunes en la forma en que los argentinos nos tratamos. Siempre pensamos que esta serie trataba sobre muchos temas, y eso era parte de lo que la hacía tan divertida.

En la segunda observación, hay varios indicios de los entrevistados que permiten una mayor explicación. Este parece un buen resultado de entrevista. ¿Cuál es su enfoque al realizar la entrevista?

Hartman: Me pareció que todo el mundo estaba diciendo su versión de la verdad, así que creí lo que me decían. Cuando hago una entrevista, trato de ser desde la situación más simple posible, esperando crear empatía estando en ese momento y creyendo en la persona en ese momento. Había muchas preguntas hipotéticas, pero solo unas pocas. Para mí, una de las partes técnicas clave de esta producción fue la construcción de espacios donde las entrevistas pudieran tener una gran calidad artística y estética, al tiempo que brindaban espacios cómodos para los entrevistados y para mí como foco. Esto no siempre es infalible, pero esta vez lo fue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *