Nueva Zelanda registra 100.000 rayos en una semana de tormentas | Nueva Zelanda

Nueva Zelanda fue golpeada por más de 100.000 rayos durante una semana de clima aterrador en todo el país.

Mientras que los operadores de campos de esquí de la Isla Sur celebran algunas de las mejores condiciones de nieve de junio que se recuerdan, muchas personas están limpiando o moviéndose debido a las tormentas salvajes.

Una de las zonas más golpeadas por las tormentas es Waikana, localidad 50 kilómetros al norte de Wellington, que reportó dos tornados el lunes por la noche. Los residentes recurrieron a las redes sociales con imágenes de árboles arrancados de raíz, techos dañados e inundaciones masivas.

Louise Bormans, de 91 años, cuyo techo resultó dañado por las tormentas, dijo a TVNZ que la experiencia fue «absolutamente horrible».

«Cuando la brigada de bomberos estuvo aquí, dijeron que podía quedarme con ellos, y no los conozco muy bien, así que eso es genial», dijo. «Todavía estoy un poco inestable al respecto. Iré y me quedaré con la familia».

Un árbol cayó sobre un automóvil en el suburbio de St Heliers en Auckland
Un árbol caído en un automóvil en el suburbio de St Heliers en Auckland. Foto: Darren Masters/NZ Herald

Los frentes fríos del Océano Antártico y del otro lado del Mar de Tasmania hicieron que el clima de Nueva Zelanda fuera inestable durante varios días.

Los meteorólogos de Metservice contaron 111.621 rayos en Nueva Zelanda y aguas cercanas del 6 al 13 de junio.

Los residentes de Wellington han experimentado tormentas eléctricas en cada uno de los últimos siete días, con un pequeño y precioso respiro entre granizadas y tormentas.

Los habitantes de Auckland experimentaron fuertes lluvias y viento el lunes, y el puente del puerto de Auckland se cerró periódicamente cuando las tormentas alcanzaron los 100 kph.

La ciudad sureña de Greymouth Island sufrió las inundaciones, al igual que otras comunidades en la costa oeste.

El frente meteorológico también trajo un gran vertedero de nieve a las estaciones de esquí en vísperas de su primera temporada abierta a turistas internacionales desde 2019.

Coronet alcanzó un máximo de 120 cm en Queenstown en las 72 horas del lunes, con una historia similar en los centros turísticos de Wanaka.

«Ha nevado más en esta época del año de lo que he visto en esta época del año en mucho tiempo», dijo la gerente general de Cardrona, Laura Headley, a NZ Radio. «Es un muy buen comienzo… Todos nuestros equipos de cuidado personal estarán allí para empacarlo y hacerlo seguro».

Y si bien la nieve fue bienvenida, también provocó el cierre de carreteras en los carriles de las autopistas alpinas y el riesgo de avalanchas en las carreteras turísticas.

READ  Tailandia informó el mayor aumento de COVID-19 con más de 500 casos vinculados a la industria pesquera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.