Según los informes, las fuerzas de Myanmar han matado a más de 90 personas, incluidos niños, en los días más sangrientos desde el golpe.

Las fuerzas de seguridad mataron a más de 90 personas en Myanmar el sábado en el día más sangriento de protestas desde el golpe militar del mes pasado.

Mientras que el ejército de Myanmar celebró el Día de las Fuerzas Armadas anual con un desfile militar el sábado en la capital del país, los soldados y la policía de otros lugares mataron a decenas de personas.

Según un censo emitido por un investigador independiente en la capital, Yangon, que compiló el número de muertos casi en tiempo real, el número total de muertos llegó a 93, repartidos en más de veinte ciudades y pueblos.

El sitio de noticias en línea Myanmar Now calculó el número de muertos en 91.

Ambas cifras superan todas las estimaciones de la cumbre anterior del 14 de marzo, que en los censos osciló entre 74 y 90.

Los medios locales informaron que un niño de tan solo cinco años estaba entre al menos 29 personas asesinadas en Mandalay.

Los manifestantes antigolpistas de los cascos cuidan a un hombre con un vendaje en la pierna derecha.
Los manifestantes antigolpistas cuidan a un hombre con un vendaje en la pierna derecha.(

AP

)

Las cifras recopiladas por el investigador, que solicitó el anonimato por razones de seguridad, generalmente cuentan con cargos emitidos al final de cada día por la Asociación para la Asistencia a Presos Políticos, que documentan muertes y arrestos y son ampliamente considerados como la fuente final. .

ABC y Associated Press no pueden confirmar de forma independiente el número de muertos.

Los asesinatos generaron rápidamente la condena internacional, ya que varias misiones diplomáticas en Myanmar emitieron declaraciones en las que afirmaban que el sábado (hora local) murieron civiles, incluidos niños.

“Este es solo otro ejemplo de la determinación de las autoridades militares de forjar su camino para salir de la resistencia nacional al golpe”, dijo Ming You-ha, subdirector regional de campañas de Amnistía Internacional.

“Esto llega un día después de que el ejército anunciara que enfrentaría más protestas con balas en la cabeza”.

El ejército dijo que tomó el poder porque las elecciones de noviembre ganadas por el partido de Aung San Suu Kyi fueron manipuladas, una afirmación rechazada por la comisión electoral del país.

La Sra. Suu Kyi, la líder electa y política cívica más popular del país, permanece detenida en un lugar no revelado.

Alambre / ABC

READ  El ministro de salud de Jordania renuncia después de que un corte de oxígeno mata a siete pacientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *