Terminal argentino de importación de GNL reabre en Escobar, aliviando preocupaciones por escasez

Un juez federal de Argentina levantó una suspensión de más de tres meses de la única unidad flotante de almacenamiento y remesas (FSRU) del país luego de que el gobierno advirtiera sobre una escasez de gas natural si se obstaculizaban las importaciones de GNL.

Ordenó el cierre de la FSRU, que se encuentra atracada en Escobar, una zona en el río Paraná desde Buenos Aires, en octubre pasado por temor a una explosión. En un fallo de 11 páginas, el juez Adrián González Sharvay dijo que los estudios proporcionados por el National Energy Trust y la compañía de energía respaldada por el estado YPF, que administra la FSRU, y otras compañías y entidades involucradas encontraron que no había riesgo de explosión.

El ministro de Energía de Argentina, Darío Martínez, acogió con satisfacción la decisión después de advertir la semana pasada de los peligros de una escasez de gas sin operar la instalación.

“Ahora tenemos la tranquilidad de contar con la estratégica planta Escobar para planificar con certeza el programa integral de suministro de gas para atender la demanda en los próximos meses”, escribió en Twitter.

Argentina depende del gas importado para satisfacer el exceso de demanda durante todo el año, pero trae suministros de GNL solo en los meses más fríos de mayo a septiembre, cuando el aumento en la demanda de calefacción supera a los suministros domésticos.

La noticia de la reanudación de la FSRU se produce cuando el gobierno busca reconstruir la producción de gas, que cayó un 21% a solo 113,8 millones de m3 / día en diciembre desde el último pico de 144,4 millones de m3 / día en julio de 2019, según datos de la Secretaría de Energía. .

READ  Papa Francisco espera muerte en Roma, "no volveré a Argentina" - MercoPress

En diciembre, el gobierno lanzó un programa de estímulo de precios 2020-24 con la esperanza de revertir el declive en los meses previos al invierno de junio a agosto, cuando la demanda promedio anual excedió los 140 millones de metros cúbicos por día. Es un desafío que puede ser más difícil de lo esperado ya que la economía se recupera de una contracción del 11% en 2020 con un crecimiento del 4.8% este año, según estimaciones del gobierno. Es probable que esto aumente la demanda de gas.

Argentina importó 20,4 millones de metros cúbicos por día en los primeros once meses de 2020, frente a los 18,8 millones de metros cúbicos por día de todo 2019, incluso cuando el cierre de la economía debido a la pandemia Covid-19 redujo la demanda.
Fuente: Platts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *